Evaluación Ambiental

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram.;


Sr. Director:
Este 21 de mayo la Presidenta Bachelet dio su última cuenta pública al país. Hecho propicio para hacer una primera evaluación de lo que ha sido hasta ahora su gestión en materia ambiental.

Desde que asumió su mandato en el 2006, la presidenta ha cumplido parcialmente los compromisos ambientales de su programa de gobierno. Entre los logros destaca la nominación de la primera ministra de Medioambiente y el envío al Congreso del Proyecto de Ley que Reforma la Institucionalidad Ambiental, creando el Ministerio, el Servicio de Evaluación y la Superintendencia de Fiscalización, iniciativa que ya superó su primer trámite constitucional e inició  su discusión en el Senado. Sin embargo, la política de la desregulación y de priorizar lo económico por sobre lo ambiental -inaugurada por el gobierno de Frei y profundizada con Lagos-, se ha mantenido, lo que ha significado una agudización de los conflictos y problemas institucionales.

El llamado “Gobierno Ciudadano” se ha caracterizado en materia ambiental por la toma de decisiones sin participación ciudadana. Instrumentos como el Plan de Acción de Cambio Climático, la Estrategia Nacional de Cuencas, la Política de Glaciares o la de químicos y la misma Reforma a la Institucionalidad Ambiental, son políticas públicas que no fueron discutidas con los diversos actores, por lo que carecen de la mirada territorial/local, y difícilmente podrán responder adecuadamente a los problemas que enfrenta Chile y la ciudadanía en esta materia.

A poco más de nueve meses de finalizar su mandato, todavía queda espacio para dar cumplimiento a los compromisos faltantes, y sobre todo para generar espacios efectivos de participación ciudadana.

Comments are closed.