No a centrales en Río Petrohué

Empresarios y políticos se oponen a posibilidad de contruir una hidroeléctrica en este lugar. Muchos son los que se levantan en contra de cualquier proyecto que atente contra el turismo, base sobre la cual quiere sustentarse el futuro de la economía regional.;El Llanquihue, 16 de septiembre 2009.


Por un mundo verde están trabajando todos los actores turísticos del orbe, según se afirmó en un reciente encuentro nacional de empresarios turísticos realizado en Chile.

Estos abogan por proyectos sustentables, amigables con el entorno natural y de ahí su preocupación por las solicitudes que se encuentran en la Dirección General de Aguas para la construcción de centrales hidroeléctricas en Petrohué.

Una de las primeras en instalar faenas fue Hidroelena en Río Blanco, sobre lo que informó El Llanquihue oportunamente. Ahora, resulta que hay más peticiones como esa, lo que ha generado la oposición de todos, aún cuando hay quienes que ven como una alternativa viable, pero resguardando los intereses turísticos.

Conaf está preocupada por esta situación, ya su director Luis Cárdenas se pronunció acerca de su desacuerdo y propuso no aprobar el proyecto cuando ingreso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, pero hay quienes recuerdan que la aprobación que se le entregó a Hidrolena.

Néstor Holzaphel, arquitecto y empresario hotelero de Petrohué, no muestra su sorpresa por este anuncio ya que tiene claro el interés que hay desde hace muchas décadas, incluso se conoce hasta la historia cuando las autoridades decidieron cambiar el proyecto Petrohué por Canutillar.

Añadió que cuando se trata de un proyecto de esta envergadura tiene que sopesarse su implicancia desde el punto de vista ecológico y turístico.

Cree asimismo que hay que confrontar este patrimonio ecoturístico nacional e internacional y resolver el aporte energético con criterio razonable. Por ello no entiende cómo se va a entregar todo el caudal del río (solicitud de 470 metros cúbicos pro segundo por parte de una empresa).

Franz Schirmer, empresario hotelero del lugar recordó la promesa del sector con el entorno, por lo que la intervención en el río implicará un gran perjuicio "porque estamos proyectando al mundo una naturaleza intocada", que es la gran fortaleza de la Región de Los Lagos y explicó que buena hotelería y gastronomía hay en muchos lugares del mundo " pero la naturaleza que tenemos es única y tenemos que cuidarla", sostuvo.

Franz también hizo hincapié que en lugar está el Parque Nacional más antiguo de Chile y que es parte de la Reserva de la Biósfera, por lo que cree que no podría hacerse una gran inversión bajo un tremendo impacto medio ambiental, ecológico y ecosistema, sin considerar lo que será llevar grandes torres llevando energía por los Saltos.

En el Parque, Conaf, no permitió ayer el ingreso de El Llanquihue, negando las posibilidades de ver el entorno en tela de juicio.
 

Comments are closed.