Central de Xstrata en Aysén recibe más de 700 reparos de servicios públicos

A casi dos meses desde el inicio de su trámite ambiental, Cuervo, la apuesta hidroeléctrica de la minera suiza Xstrata en el río del mismo nombre ubicado en la Undécima Región, recibió las observaciones de los servicios públicos que conforman la Comisión Regional del Medioambiente (Corema) de Aysén. El Diario Financiero, 07 de octubre 2009.


Hasta ayer, una decena de las 20 instancias que participan en la evaluación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que elaboró Energía Austral -filial de la firma suiza- para aprobar la iniciativa que busca inyectar 640 MW al Sistema Interconectado Central (SIC), habían remitido nada menos que 732 observaciones y reparos.

En tanto, otras siete reparticiones también hicieron observaciones en sus pronunciamientos, pero éstas no estaban disponibles en el sistema electrónico de evaluación ambiental.

Esta cifra representa casi el 30% de las consultas que recibió HidroAysén -el proyecto de Endesa y Colbún-  y cuyas respuestas serían ingresadas a la Conama el próximo 22 de octubre, reiniciándose así el trámite ambiental de este complejo.

Principales observaciones

Varios servicios públicos señalaron haber encontrado debilidades en la cantidad, calidad y detalle de la información que la empresa usó para elaborar el EIA y calcular el impacto que la central Cuervo tendrá en la zona donde se emplazaría.

El punto que más destacaron es el embalse de la central, que demandará US$ 730 millones y unirá los lagos Meullín y Yulton. Si bien éstos, como ha declarado la empresa, eran uno hace miles de años, actualmente tienen características ecológicas distintas.

“El proyecto genera un único cuerpo de agua (embalse) sobre la base de la unión de lagos y lagunas (Quetro) y consideraría la inundación de una extensa zona de humedales adyacentes a estos, zonas que representan una importancia ecosistémica para la cuenca, porque permiten la existencia de habitats propicios para el desarrollo de especies”, sentenció el Ministerio de Obras Públicas.

A lo anterior, la Dirección General de Aguas (DGA) sumó que esta alteración arriesgaría a especies acuícolas únicas de la zona, al mismo tiempo que el carácter consuntivo de los derechos de agua de la firma, que alcanzan al 998% de la capacidad de este caudal y que devuelve en la desembocadura del río Cuervo, así como el volumen que destinará a caudal ecológico. “Se estaría cerrando la cuenca apara futuros usos que se le pudiera dar”,  indicó la DGA, mientras que el Servicio Nacional de Pesca pidió aclarar el efecto que esto tendría sobre el fiordo de Aysén.

Sernatur, en tanto, declaró que el estudio “adolece de una visión integradora, reconoce por una parte, la existencia de 13 atractivos turísticos catastrados en el área de influencia del proyecto, sin determinar como estos podrían verse afectados o favorecidos por las obras o actividades del proyecto en sus distintas etapas”, sumando a ello su impacto sobre la actividad turística.

 

 

Comments are closed.