Suez suspende tramitación de central a carbón por US$ 1.100 millones

Proyecto Barrancones se ubica en la IV Región. Empresa busca "responder observaciones, rectificaciones y ampliaciones" de Estudio de Impacto Ambiental. La Segunda, 06 de octubre 2009.


Hasta el 30 de abril de 2010 se suspenderá la tramitación ambiental de la central a carbón Barrancones de la franco-belga GDF Suez.

Este proyecto, ubicado en la IV Región, requiere de una inversión de US$ 1.100 millones y tendrá una potencia de 565 MW.

A través de una carta firmada por su gerente, Pablo Villarino, solicitó a la Comisión Regional de Medioambiente (Corema) de Coquimbo extender la suspensión de la tramitación del proyecto —ya se había solicitado suspenderlo hasta el 30 de septiembre—, debido a que la compañía busca “responder adecuada y satisfactoriamente las observaciones, rectificaciones y ampliaciones del Estudio de Impacto Ambiental (EIA)”.

Nancy Duman, directora regional de la Conama (s) firmó el expediente que resuelve aprobar la suspensión hasta el próximo año, cuando la compañía que comanda Manlio Alesi, gerente general de Suez Energy Andino, deberá presentar su segunda adenda dentro del proceso de evaluación medioambiental.

La compañía ingresó el proyecto a tramitación en diciembre de 2007, y ya ha recibido dos informes consolidados de observaciones por los servicios que deben evaluar el proyecto termoeléctrico. El último de estos, lo entregó la Corema a principios de febrero, e incluye preguntas como el efecto que puede tener las emisiones en la población cercana, o la influencia que puede tener el fenómeno de la camanchaca en las emisiones atmosféricas de la compañía.

Entre las obras que están consideradas en este proyecto, se cuentan 3 unidades de generación de 180 MW de potencia brutos, más una turbina a gas de diésel de 25,5 MW. A eso se suma un puerto para el desembarque de carbón, caliza, petróleo y biomasa. Como construcciones anexas se cuenta una planta desaladora y desmineralizadora para la operación de la termoeléctrica.

Este proyecto ha generado resistencia entre los vecinos de la zona y grupos ambientalistas, pues señalan que el uso de agua de mar para las instalaciones de la termoeléctrica podría generar un aumento en la temperatura de las aguas, lo que sería perjudicial para el pingüino de Humboldt. A 28 kilómetros de donde se ubicaría la central de Suez se encuentra una reserva natural de esa especie. 

Comments are closed.