Con demanda en su contra reciben en la Región de Aysén a Vicepresidente Ejecutivo de HidroAysén

Daniel Fernández, recurrido por infracción a la Ley de Propiedad Intelectual. El creador regional Oscar Ziehlmann se presentó junto al abogado Marcelo Rodríguez ante el Primer Juzgado de Letras de Coyhaique para interponer un requerimiento por la publicación del libro “Mitos, Leyendas y Costumbres de Aisén” del escritor Félix Elías, en el que la sociedad habría actuado como editora, y que contiene fotografías de su autoría sobre sus trabajos, sin autorización alguna para tal acción. Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida, 19 de mayo 2010.


Presentación coincide con la visita que el ejecutivo realiza por estos días a la zona.

Una demanda por infracción a la Ley de Propiedad Intelectual 17.336, cuyas últimas modificaciones entraron en vigencia el 4 de mayo, interpuso esta mañana el creador regional Oscar Ziehlmann, en contra de Daniel Fernández en su calidad de representante legal de HidroAysén, sociedad compuesta por Endesa y Colbún que busca construir cinco represas en los ríos Baker y Pascua.  El recurso fue interpuesto en el Primer Juzgado de Letras de Coyhaique y se origina en la publicación del libro “Mitos, Leyendas y Costumbres de Aisén” del escritor Félix Elías, en el que la sociedad habría actuado como editora, y que contiene fotografías de su autoría sobre sus trabajos (piedras talladas), sin autorización alguna para tal acción.

La presentación coincide con la primera visita que el vicepresidente ejecutivo de la sociedad realiza a la Región de Aysén, a la cual arribó el martes trasladándose directamente a Cochrane.  Se espera que entre hoy y mañana llegue hasta la capital regional, Coyhaique.

El cuestionado libro fue lanzado oficialmente en diciembre de 2009, en una actividad conjunta entre el autor, HidroAysén y la Municipalidad de Coyhaique.  En el escrito, patrocinado por el abogado Marcelo Rodríguez, Ziehlmann señala que “toda esta grave situación es inaceptable para este compareciente, ya que me he declarado públicamente en oposición al señalado proyecto, siendo una verdadera burla a mis derechos como creador de las obras referidas, el que, pisoteando los derechos establecidos en la Ley 17.336, se incluyan por la empresa demandada, mis creaciones en dicho libro. La demandada no podía menos que saber que las creaciones a que he hecho referencia son de mi propiedad intelectual y que por lo tanto se encontraban protegidas por dicha normativa”.

Al presentar la demanda, Rodríguez indicó que su defendido “ha sido absolutamente vulnerado en sus derechos, toda vez que él tiene un derecho de propiedad intelectual sobre sus obras.   Él es autor de muchos tallados en piedra y lamentablemente han sido utilizados indebidamente en un libro, publicado y editado, entendemos nosotros, por HidroAysén de forma absolutamente ilegal, es decir, sin respetar los derechos de propiedad intelectual”.  Aludió específicamente al artículo 84 de la Ley 17.336 que señala que “incurrirá en responsabilidad civil el que, sin autorización del titular de los derechos o de la ley y, sabiendo o debiendo saber que inducirá, permitirá, facilitará u ocultará una infracción de cualquiera de los derechos de autor o derechos conexos, suprima o altere cualquier información sobre la gestión de derechos, o distribuya, importe para su distribución, emita, comunique o ponga a disposición del público copias de obras o fonogramas, sabiendo que la información sobre la gestión de derechos ha sido suprimida o alterada sin autorización” entendiendo como “gestión de derechos” toda información que identifique a la obra, a su autor o al titular del derecho sobre ésta.

Al respecto, Oscar Ziehlmann expresó que “el día 28 de diciembre de 2009 me enteré por terceras personas que habían sido utilizadas estas obras, dentro de este libro, auspiciado por HidroAysén, lo que produjo un malestar muy grande en mi persona”.  Este disgusto se origina en que “siempre he rechazado el proyecto de HidroAysén, he participado permanentemente con la Coalición Ciudadana (Aysén Reserva de Vida) y me parece de pésimo gusto”, porque “no se respetó absolutamente nada de mi autoría, es decir las piedras y todos mis trabajos que son obras reconocidas por el Fondo del Desarrollo de las Artes y la Cultura, haciendo un atropello a mi autoría como artista regional”.  Agregó que “ellos actúan como editorial del libro, colocando inserciones al interior de éste, las cuales van con su firma, su logotipo y más encima el sello de HidroAysén en tapa de lomo, por lo tanto son la editorial del libro, lo auspician y financian”.

El recurrente solicita expresamente una indemnización de perjuicios ascendiente a mil UTM (la Ley establece un tope de 2 mil UTM) y que se publique la sentencia dictada en un diario de circulación regional donde quede expresamente establecida la comisión del ilícito. 

Marcelo Rodríguez expresó que se llegó a estas instancias producto de que a pesar de que el creador expresó públicamente su contrariedad por la situación “HidroAysén no ha hecho ninguna referencia, ni ningún mea culpa o solicitud para  evitar que se llegue a los tribunales.  Bueno, tenemos que recurrir a los tribunales para que sean ellos los que se pronuncien y sean ellos los que resuelvan este problema”.

RSE de HidroAysén

La edición de la obra “Mitos, Leyendas y Costumbres de Aisén” se emarca dentro de lo que la empresa califica como su “política de responsabilidad social empresarial”, mediante la cual, y a pesar de no contar con los permisos ambientales necesarios al estar su proyecto aún en evaluación ambiental, ha regalado cuadernos a estudiantes de enseñanza básica y media, entregado becas de estudio, patrocinado cursos técnicos, desarrollado concursos para emprendimientos comunitarios, hecho donaciones de caridad, y financiado giras de organizaciones a territorios represados y la publicación de libros de identidad e historia regional. 

Varias de estas acciones las llevó adelante en conjunto con municipios locales, responsables de emitir informes técnicos de evaluación sobre el proyecto, lo que fue cuestionado por la Contraloría Regional de Aysén que el 5 de marzo de este año dictaminó la ilegalidad de tales acuerdos y transferencias de fondos, y por lo cual  exigió a gobiernos locales involucrados “arbitrar las medidas que correspondan a fin de abstenerse de suscribir convenios o recibir aportes de personas naturales o jurídicas que tengan o puedan tener interés en asuntos que deban ser analizados, conocidos o resueltos por la entidad edilicia de que se trata, circunstancia que será verificada por este organismo contralor en las futuras fiscalizaciones que se disponga sobre el particular”.

Es ésta la primera demanda que se presenta en contra de Daniel Fernández, quien recién el 1 de mayo asumió la vicepresidencia ejecutiva y la representacion legal de HidroAysén, y será un desafio para el ejecutivo, quien proviene precisamente de una empresa acostumbrada a lidiar con los derechos de propiedad intelectual: hasta antes aterrizar en la eléctrica fue director ejecutivo de TVN.  Una batalla en la cual los perdedores fueron precisamente los creadores chilenos, según consignó El Mostrador en un artículo del 28 de abril de este año: “Paralelamente, los productores acusan a Fernández de estar detrás de la ‘incorrecta imposición’ que según ellos dejaba a TVN como dueño de todos los derechos industriales y de propiedad intelectual a quien quisiera producir o co-producir con ellos. El tema de los derechos de propiedad originó la demanda civil interpuesta por ATN (otro gremio que agrupa a autores, guionistas y directores) en enero pasado contra el canal.  ‘Daniel Fernández no quiso negociar ni acercarse a los autores’, dicen”. 

De esta forma el requerimiento interpuesto esta mañana será una oportunidad para conocer la visión del ejecutivo sobre tan sensible materia.


 

Comments are closed.