Oposición exige a gobierno de Piñera cumplir compromiso sobre constitucionalidad del agua

Actual timonel de la dga, matías desmadryl, anunció rechazo a la reforma impulsada por Bachelet . Ejecutivo no puede retirar la iniciativa de tramitación. Senadores de la Concertación insistirán en que se vise. Diario Financiero 25 de mayo de 2010.


Nada bien cayeron en la Concertación las declaraciones del titular de la Dirección General de Aguas (DGA), Matías Desmadryl, quien anunció el rechazo del gobierno a la reforma constitucional -que fue propuesta por la anterior administración- para elevar a la máxima categoría legal el carácter de bien de uso público del agua.

El Ejecutivo, que no puede retirar el texto de tramitación, cree que establecer en la Constitución la preeminencia del Estado sobre el manejo del agua, sólo introduce ambigüedad y asimetrías respecto de la administración del recurso, a lo que se suma el hecho de que el carácter de bien de uso público ya está en la ley, específicamente en el Código de Aguas.

A cambio, el gobierno de Piñera propone otros cambios y reformas al código específico, los que no dejaron satisfechos a los expertos en el tema de la Concertación.

Para el ex ministro de Obras Públicas del gobierno de Michelle Bachelet, Sergio Bitar, el rechazo no tiene mayor sostén técnico.

"De un gobierno que quiere modernizar el país habría esperado otra decisión. El propio Presidente Piñera, cuando era candidato, dijo que apoyaba la consagración del agua como un bien de uso público en la Constitución", explicó Bitar.

"Me parece decepcionante y aquí hay una diferencia grande que la oposición debe levantar", agregó.

Para el ex director de la DGA, Rodrigo Weisner, la idea de la reforma es dotar al Estado de nuevas facultades para resolver conflictos reales sobre el uso del recurso hídrico. Una de ellas, dijo el ex DGA, es corregir el hecho de que el Estado no pueda caducar los derechos de agua que están siendo mal utilizados o no siendo aprovechados, ya que según la norma vigente, rige el principio de derecho de propiedad.

Más duro fue el senador PPD e impulsor del primer proyecto de ley al respecto, Guido Girardi, quien anticipó que la Concertación se la jugará por aprobar la reforma constitucional ya que, según su interpretación de la ley, el Código de Aguas no establece que el recurso sea, efectivamente, un bien de uso público.

"Lo que existe hoy es que hay algunos titulares que tienen propiedad privada sobre el agua. Queremos que, como en todo el mundo, el agua se concesione y no se entregue, que pueda venderse, transarse, pero también ser susceptible de ser regulado por el Estado e incluso ser caducado", manifestó el senador.

Agrega que el actual esquema separa el agua de la tierra. "Por ejemplo un minero puede comprar un derecho a un agricultor. Eso es una distorsión".

Recuadro : Cómo opera hoy el sistema

Código de Aguas
El cuerpo legal, cuya última modificación datado 2005, establece un sistema de entrega de derechos de agua, perpetuos y que incluso pueden ser transados en el mercado. Sin embargo, privados señalan que en varias regiones existen severos retrasos para la constitución de derechos de agua, a lo que se suma que en varias zonas no hay recursos disponibles para poder entregar nuevos derechos.

No pueden caducar La ley establece que los derechos de agua no pueden ser caducados de forma unilateral por el Estado. A cambio, se estableció un sistema de pago de patentes progresivo para aquellos derechos que, estando legalmente vigentes, no son utilizados por sus propietarios. La idea es que mientras mayor sea el tiempo en que los derechos no se usen, más alta sea la patente, hasta llegar a un punteen que sea insostenible para el dueño del derecho y deba deshacerse de él.

Constitucionalidad
A diferencia del agua, para la extracción de minerales de hidrocarburos del suelo chileno se entregan concesiones que si pueden ser caducados por la autoridad si el concesionario no cumple tonel contrato que mantiene con el Estado de Chile.

Comments are closed.