Gobierno destina hasta 15% del Lauca a minería y genera rechazo de ecologistas

Ministerio de Minería anunció que más de 30 mil hectáreas de la Reserva de la Biosfera, como máximo, podrían destinarse a prospecciones en busca de cobre, plata y oro. ONG locales e internacionales iniciarán lobby. La Tercera, 27 de junio 2010.


Un reducto de vicuñas único en el país. El hogar en el extremo norte de pumas y ñandúes. El escenario donde se puede ver una de las mayores anidaciones de flamencos. Ese es el paisaje de la Reserva de la Biosfera del Lauca de la Unesco, de una superficie de 358.312 hectáreas, la más grande del norte de Chile, situada en la Región de Arica y Parinacota.

El Ministerio de Minería estima que entre el 5 y el 15% -de un área de interés estimada por la cartera de 210 mil hectáreas- podría ser desafectado en los próximos dos años, debido al alto valor en minerales como cobre, plata y oro. Esto equivale, aproximadamente, a 31.500 hectáreas.

El subsecretario de Minería, Pablo Wagner, explicó que en el área se harán primero prospecciones, es decir, tomar muestras de minerales y analizar su calidad, pero ello no implica necesariamente la "explotación".

Wagner afirma que tras los resultados "se podría instalar un proyecto de unos US$ 1.500 a US$ 2.000 millones, que daría trabajo a unas 1.500 personas y se llegaría a 8.000 (en empleos directos e indirectos)". Sostiene que antes de hacer cualquier obra "las propias comunidades y las autoridades locales serán los principales actores en este proceso y decidirán". Además, debe haber un sistema de compensaciones para las comunidades.

Las organizaciones ambientales y las comunidades indígenas se están uniendo para oponerse a esta iniciativa. La organización WWF (World Wildlife Fund) señala que hay preocupación. Alberto Tacón, coordinador del programa de Areas Protegidas de WWF-Chile, dice que "nos preocupa que se haya anunciado esto sin un proceso de discusión previo. Apoyaremos técnicamente a otras organizaciones para que se siga conservando la zona". Añade que esta medida "pone en una situación compleja a otros parques del país que pueden tener el mismo destino".

La Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo sostiene que la actividad minera podría impactar negativamente la zona. Jennifer Romero, vocera de esa entidad, afirma que se hará un trabajo con la comunidad local para informar de los posibles efectos de la minería intensiva en los recursos hídricos y en el suelo que tendrían estas actividades. "También se evalúan acciones legales, debido a que no se toma en cuenta que el área tiene un estatus especial", dice la dirigenta.

En la Corporación de Defensa de la Flora y Fauna (Codeff) también ven con preocupación una posible apertura a la minería. Bernardo Zentilli, presidente de Codeff, explica que "se pone en peligro el parque", y agrega que antes de entregarse estos terrenos "debe consultarse a las comunidades aimaras que habitan en el lugar. Si ello no se hace se estarían contraviniendo tratados internacionales". Las etnias locales, en un comunicado, declararon que el anuncio del gobierno "no tan sólo vulnera las normas jurídicas de protección a los derechos indígenas, sino, pareciera que la desconoce completamente, lo que constituye un grave error y no contribuye a respetar debidamente a los pueblos indígenas".

El alcalde de Arica, Waldo Sankán, indica que es necesaria su aprobación por la comunidad indígena para el proyecto que, desde su perspectiva, disminuirá la cesantía. "Hay experiencias en otras regiones de una explotación minera sustentable con respeto al medio ambiente", dijo el edil. Agregó que es necesario "redefinir los límites del parque, porque hay zonas que tienen minería y no poseen flora ni fauna. Sin embargo, se necesita hacer estudios para no afectar los humedales de la zona".  
 
Impulso a la productividad de la zona

El intendente de Arica y Parinacota, Rodolfo Barbosa, señaló que el desarrollo de la actividad minera ayudaría a incrementar el Producto Interno Bruto y la creación de empleos directos e indirectos en la zona.

"Es de interés de este gobierno respetar y cuidar nuestro medioambiente, así como también respetar los intereses de todos los habitantes de la región, cuidando que en todo momento se desarrolle el sector minero de manera sustentable y sin perjudicar a los otros ejes estratégicos, como la agricultura y el turismo".

Agregó que "es indispensable mencionar que este no es un gobierno impositivo, que no vamos a hacer nada si no es con el consenso de las comunidades, ya que las medidas que se adopten deben ir en beneficio no sólo de las agrupaciones indígenas, sino que de toda la comunidad regional".

3 zonas protegidas forman la Reserva de la Biosfera de Lauca, situada en la Región de Arica. 


 

Comments are closed.