Indígenas destacan las deudas que el Gobierno aún tiene con ellos

Una vez finalizada la huelga de hambre, distintos representantes mapuche y organizaciones sociales relevaron que aún hay grandes temas pendientes que el Gobierno debe resolver con los pueblos originarios, especialmente la vulneración del derecho a consulta y la poca disposición a conversar en profundidad. Radio U. de Chile 13 de octubre 2010.


La falta de consulta ha sido una seria falencia de los gobiernos al relacionarse con los pueblos indígenas y hoy, una vez finalizado el proceso de huelga de hambre de los presos políticos mapuche, vuelve a ser tema de discusión frente a distintas acciones del Estado.

Un ejemplo reciente de ello es la elaboración del anteproyecto del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, que incumbe directamente a los pueblos indígenas que habitan este tipo de territorios o zonas colindantes, sin embargo, a la fecha, no se ha realizado un adecuado proceso de consulta.

Ante esto, la Fundación Terram y el Observatorio Ciudadano enviaron una carta al Presidente Sebastián Piñera alertando la situación.

“Lo que va a ocurrir es que toda la discusión sobre el servicio finalmente se va a dar en el Parlamento, lo cual es una complejidad sobre todo en los temas indígenas porque al haber ratificado el Convenio 169 ellos tienen que haber sido consultados sobre este suceso. No ha habido en la realidad ningún proceso de participación ciudadana de cómo se va a conformar un servicio público que afecta a toda la población, y eso nos  parece preocupante”, sostuvo la directora ejecutiva de Terram, Flavia Liberona.

Por otra parte, el Presidente anunció el envío urgente de un proyecto de reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, lo que recibió el rechazo inmediato por parte de comunidades mapuche, las que indicaron no haber sido consultadas directamente sobre esta decisión.

Esta reforma, que daría rango constitucional a los pueblos originarios, lleva cerca de 20 años en el Congreso sin ser aprobada y este no es el primer proyecto que se presenta.

Jorge Calfuqueo, autoridad ancestral de la zona del Budi, advirtió que esta nueva iniciativa podría responder a una maniobra política del Gobierno producto de la huelga de hambre y el conflicto con el pueblo Rapa Nui.

Al respecto, el vocero del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, recordó que “el día 27 de mayo del presente año, el Presidente Sebastián Piñera estuvo también aquí en Temuco, e incluso firmó el decreto, posteriormente nos dimos cuenta que nada de eso era verdad”. El dirigente mapuche agregó: “queremos saber si esto es verdad o es como una especie de broma, cada vez que llega a la región anuncia reconocimiento institucional urgente y no hay ninguna  iniciativa para que ello se materialice. Si eventualmente el Presidente hubiera respondido por la contingencia política, me parece que es una mala reacción. No se puede tratar con tanta liviandad un tema tan fundamental”

Huilcamán añadió que hay  temas pendientes de suma importancia como la restitución de las tierras ancestrales y el derecho de los pueblos a la autodeterminación.

En este sentido, el codirector del Observatorio Ciudadano, José Aylwin, señaló que “lo que se echa de menos en este momento es un proceso de consulta adecuado. Nosotros pensamos que ese debiera ser el camino. Los reconocimientos constitucionales en América Latina han estado vinculados a un conjunto de derechos políticos, territoriales y culturales de carácter colectivo, dentro de los cuales está la autonomía que está también reconocida, no con esa palabra, en el Convenio 169 de la OIT, y es sin duda una oportunidad para debatir sobre estos temas”.

Si bien al finalizar un proceso extenso y complejo como fue la huelga de hambre mapuche se avanzó respecto a la aplicación de la Ley Antiterrorista y en reformar la Justicia Militar, aún existen otras importantes deudas con nuestros pueblos originarios que esperan saldar lo antes posible.

Comments are closed.