El renovado negocio de la energía: una luz brillante

Electricidad producida por el sol. Los paneles solares se están volviendo más baratos.;El Mercurio, 16 de diciembre 2010.


El futuro, de acuerdo con MiaSolé, una firma californiana, se está desarrollando a un centímetro por segundo en un deslavado edificio en Silicon Valley. A pesar de su ubicación y del hecho de que muchas de las células solares están hechas de silicona, las de MiaSolé no.

Láminas de acero de un metro y medio de alto con el grosor de un cabello se colocan a través de cámaras al vacío donde son mezcladas con cobre, indio, galio y selenio (CIGS, por sus siglas en inglés). Al final viene un nuevo tipo de célula solar que promete ser eficiente y barata.

Las células actuales de MiaSolé convierten 10,5% de la luz que reciben en electricidad. Una versión renovada que entrega el 13% debería entrar en producción a comienzos del próximo año. Versiones retocadas han producido células con una eficiencia del 15,7%. Son tan buenas como las células de silicona y mucho mejor que aquellas de First Solar, una compañía estadounidense que usa otras tecnologías económicas y es el mayor fabricante de células solares en el mundo.

MiaSolé dice que sus costos de producción costarán menos de 1,5 dólares por watt de generación de capacidad. Esto es mejor que todos los fabricantes de células de siliconas y muy lejos de los más de US$ 4 de Solyndra, una firma rival de CIGS que ganó una enorme garantía del gobierno de EE.UU. para construir una gran fábrica.

La racionalidad para los generosos subsidios a las empresas es que a medida que los volúmenes se incrementan y las empresas obtienen más experiencia, los costos bajarán. Por mucho, durante la década del 2000, con una escasez de silicona pura y débil apoyo de los gobiernos europeos, el precio de los paneles solares no cayó tanto como se esperaba. Pero desde enero de 2009, de acuerdo con pvXchange, el precio mayorista de los módulos solares en Europa ha caído en 43%.

El auge de las células solares ha sido un fenómeno principalmente europeo. España y luego Alemania impulsaron la demanda entregando generosos subsidios a cualquiera que produjera energía solar.

Los subsidios españoles fueron recortados después de 2008. La generosidad alemana ha durado más. Como resultado de esto, y una caída en los precios de las células solares, la demanda por energía solar se duplicó a 7.400 MW el año pasado, según la consultora GTM Research. La energía solar ahora explica hasta el 10% de la electricidad en Alemania en días soleados.

Sin embargo, la molestia de los consumidores ante las cuentas más altas está forzando a Alemania a recortar los subsidios. Para enero serán un cuarto más bajo que a comienzos del año 2010.

Los políticos han observado y aprendido. El 2 de diciembre, el primer ministro francés, Francois Fillon, suspendió los esquemas de subsidios que no tuvieran aplicaciones residenciales. En Italia, el segundo mayor mercado de Europa, los abultados subsidios serán recortados en etapas durante el próximo año. Aun así, la combinación de Italia de días soleados y altos precios de la electricidad para las personas significa que la demanda por energía solar probablemente seguirá creciendo.

Crecimiento externo

La mayor parte del crecimiento de la demanda, sin embargo, provendrá de otras partes. China llegará a ser un gran usuario, tanto como productor y exportador de células solares. Estados Unidos probablemente construirá un gran número de plantas solares de gran tamaño. Shayle Kann, de GTM Research, calcula que los contratos de compra firmados por empresas estadounidenses expandirán su capacidad solar desde los actuales 214 MW a 5.400 MW para 2014.

El bajo riesgo y retornos altamente predecibles de las instalaciones solares también están atrayendo a nuevos inversionistas.

A fines de noviembre, SunPower, que hace células solares particularmente eficientes, anunció que una subsidiaria de NRG Energy, una compañía de energía de Nueva Jersey, financiaría un proyecto en California por 250 MW en el que SunPower ha estado trabajando en algunos años, un acuerdo de gran magnitud considerando los estándares de la industria.

Todo esto traerá un brillante futuro para la energía solar más barata. Los productores con costos más bajos pronto podrán competir sin subsidios en competencias de alta valoración y lugares muy soleados.

En la medida que los costos de manufactura de las células solares se mantengan a la baja, habrá más lugares donde sean tan económicas como los combustibles fósiles, sin necesidad de ninguna justificación ecológica.

Los retornos altamente predecibles de las instalaciones solares atraen a nuevos inversionistas.

En la medida que los costos de manufactura bajen, las células solares competirán con combustibles fósiles.


 

Comments are closed.