MOP decreta zona de escasez hídrica tres sectores de la región del Maule

El ministro de Obras Públicas, Hernán de Solminihac, declaró este viernes zona de escasez hídrica la cuenca del río Mataquito, la comuna de San Javier y la Provincia de Cauquenes, dada la situación de sequía que enfrenta a algunos sectores de la Región del Maule. La Nación, 25 de febrero 2011.


Con la medida irá en favor de 124.501 habitantes de la zona rural correspondientes a San Javier; Pelluhue, Cauquenes y Chanco (estas tres últimas pertenecen a la Provincia de Cauquenes); Teno, Rauco, Hualane, Licantén, Curepto, Sagrada Familia, Curicó, Molina y Romeral, pertenecientes a la cuenca del río Mataquito.

La autoridad formuló el anuncio en la comuna de Molina junto al director general de Aguas, Matías Desmadryl, visita en la que explicaron la medida a un grupo de agricultores.

De Solminihac precisó que la decisión responde a la obligación del MOP de velar por el equilibrio hídrico que el país requiere, cuidando su sustentabilidad, asignación eficiente y aprovechamiento armónico.

La declaración de escasez hídrica constituye una situación excepcional y se dicta por seis meses, no prorrogables, y otorga por ese período un conjunto de facultades especiales a la Dirección General de Aguas (DGA), como implementar medidas extraordinarias (y de carácter temporal) que contribuyan a superar la emergencia y resuelvan las necesidades de la provisión de agua potable por un lado, y de abastecimiento del recurso a las actividades económicas, en particular el riego.

Es así como la DGA podrá autorizar la extracción de pozos aún cuando no se hayan constituido sobre ellos derechos de aprovechamiento.

“Como Gobierno entendemos que el agua no solo es un recurso vital, sino que es estratégico para el desarrollo de nuestro país. Por eso debemos trabajar responsablemente tanto desde la autoridad como entre los usuarios para hacer un uso sustentable y eficiente del recurso”, dijo el ministro.

Agregando que “es responsabilidad de todos los usuarios y regantes tomar los resguardos para tiempos de escasez como éstos, por ejemplo, a través de la inversión en obras de eficiencia hídrica que permitan aumentar la seguridad de riego y la seguridad para el abastecimiento humano”.

“En situaciones como ésta es importante destacar la responsabilidad de la ciudadanía, el valor que tiene tomar medidas preventivas y la buena utilización del recurso hídrico. Así también, es vital destacar el rol de la fiscalización y del trabajo coordinado de los usuarios”, dijo el director general de Aguas.

Comments are closed.