Salud niega daño por Pirquenes y rechaza una Evaluación de Impacto Ambiental

Asegura que no habría consecuencias para el agua o el aire. Ambientalistas y el alcalde de Arauco han criticado la instalación de la central porque contaminaría el agua potable con pentaclorofenol. Estudios indicarían que cantidad de dicho químico no supera lo legalmente permitido.;EL Sur de Concepción, 23 de abril 2011.


La decisión del proyecto de una termoeléctrica en la localidad de Laraquete, en la comuna de Arauco, se ha extendido más allá de lo esperado y aún no hay fecha para que en la Comisión de Evaluación Ambiental (ex Corema) se vote su futuro (ver recuadro).

Pero por el momento la polémica se estancó en la controversial votación de la última sesión del organismo de Medio Ambiente y que terminó empatada a cuatro sufragios por lado y con el intendente suplente, Renato Paredes, absteniéndose.

Además, uno de los sectores más sensible frente al proyecto energético Pirquenes, como es Salud, se inclinó a favor de la millonaria iniciativa, contrario incluso a lo que opinó la Secretaría Regional Ministerial de Medio Ambiente.

Esta última cartera estimó que se debe solicitar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y no una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), como entregó South World Business, que impulsa el proyecto.

El seremi Pedro Navarrete afirmó que hay aspectos del proyecto que no están analizados en la DIA, que dicen relación con las aguas subterráneas.

En respuesta a esta petición, el equipo técnico de la Seremi de Salud, junto al seremi (s) Óscar Aliaga, recorrieron los sectores de Laraquete y El Pinar, que según ambientalistas y el alcalde de la comuna, Mauricio Alarcón, se verían afectados por la termoeléctrica.

En la visita, la autoridad sanitaria entregó los datos científicos en los que basan su voto positivo al proyecto, datos que también deberían ser considerados por sectores que hasta el momento han votado en contra del proyecto.

Pentaclorofenol

El alcalde de Arauco, Mauricio Alarcón, en conjunto a las agrupaciones sociales Tamy Mapu y Laraquete Sustentable pusieron la alerta sobre la posible contaminación del agua del sector con pentaclorofenol, sustancia ocupada por la ex forestal y aserradero Carampangue en sus procesos.

Este material habría quedado depositado en el terreno aledaño a donde se construiría la termoeléctrica, y que fue visitado el jueves por personal de la Seremi de Salud (foto principal), el cual contaminaría el recurso utilizado por el sector El Pinar, población cercana a las 190 casas y que se encuentra a 1,5 kilómetros de dicho paño de terreno.

Con respecto a dicho químico y la posibilidad de que éste llegase a contaminar el abastecimiento de agua en la comunidad, el seremi (s) Aliaga aseguró que eso es improbable y que los estudios así lo confirman.

"No es posible que el agua potable se contamine con pentaclorofenol, de acuerdo a lo que hemos visto, en la medida que la población El Pinar se abastece de agua potable rural (APR) y en un 10% que es un número menor, de no ser suficiente el APR, lo hace a través de una vertiente, que es el estero Las Liebres. El resto se abastece de agua potable que proviene del Río Las Cruces distante más de cinco kilómetros de donde se instalaría la termoeléctrica", aseguró Aliaga.

Para confirmar esto el ingeniero civil industrial y subjefe del Departamento de Salud Ambiental, Hugo Rojas, detalló los niveles de pentaclorofenol encontrados en el lugar cuestionado.

"Un estudio realizado en 2010 indica un nivel de 17 miligramos presente en uno de los montones de aserrín, pero eso no se condice con la norma que existe para este materia en terrenos industriales que alcanza los 250 miligramos como máximo", expuso el profesional, que además presenta un magíster en Medio Ambiente.

Este estudio se hizo en respuesta al documento "Antecedentes adicionales posteriores al informe consolidado de la evaluación DIA del proyecto", en el cual se plantea dicha problemática, lo que por Salud estaría descartado.

Otro argumento que utiliza la autoridad sanitaria para convencer de su voto positivo es que "el propio Servicio de Evaluación Ambiental contrató un estudio hace dos años atrás donde se evaluaron sitios que eran conocidos como pasivos ambientales. Uno era el del ex aserradero (Carampangue) y otro es el que está en el sitio de los Álamos con presencia de ‘penta’ y los análisis indican que el contaminante pentaclorofenol está en valores bajos, tanto así que ellos mismos deciden sacarlo (al ex aserradero) del programa de vigilancia", aseguró Rojas.

Estos datos contradicen los argumentos presentados por las autoridades comunales y ecologistas para frenar la construcción del proyecto energético, el cual significa una inversión de 82 millones de dólares y que generará 169 puestos de trabajo entre su etapa de construcción y explotación.

Calidad del Aire

Otro punto que es planteado, esta vez por la comunidad, como posibilidad de contaminación es la posibilidad de que la emanación de material particulado resultante de la quema de carbón caiga en el sector donde se extra agua para abastecer a la población.

En este sentido Rojas dijo que la norma hoy está exigiendo en material particulado 50 miligramos por metro cúbico de material lanzado y esta termoeléctrica, de acuerdo a los antecedentes presentados estaría bajo los 30 miligramos. Según estos modelamientos no habría cambio significativo en la calidad del aire que la gente actualmente respira", dijo el especialista

Comments are closed.