Semillas: Empresa Monsanto deberá informar ubicación de sus cultivos secretos en Chile

La compañía desistió del recurso de ilegalidad presentado contra el Consejo de la Transparencia, por lo que ahora debería dar cuenta pública del lugar donde se ubican sus cultivos de semillas transgénicas, lo que fue destacado por las organizaciones civiles que exigen mayor transparencia de este mercado. La Nación, 25 de noviembre 2011.


La Red de Acción en Plaguicidas Chile informó que la empresa transnacional de agroquímica Monsanto se desistió del recurso de ilegalidad que había interpuesto contra el Consejo para la Transparencia en noviembre pasado, por lo que ahora deberá revelar la ubicación de sus cultivos transgénicos a lo largo del país.

El acontecimiento fue destacado por la dirigenta María Elena Rozas: "Todo indica que Monsanto se desistió para evitar un fallo en contra de sus pretensiones de mantener el secreto sobre la ubicación de sus cultivos contaminantes, puesto que ante los sólidos argumentos entregados a la Corte por el Consejo para la Transparencia y por (la organización) RAP-Chile como tercera parte, ellos carecían de respuestas”.

EFECTOS

A su juicio, este es un logro para los productores orgánicos y convencionales, apicultores y vitivinicultores, toda vez que permitirá “ejercer un control social sobre una actividad que se ejercía hasta ahora en la sombra".

Hace dos años la Alianza por una Mejor Calidad de Vida y la organización RAP- Chile exigieron saber la ubicación de los lugares en que existían cultivos transgénicos pertenecientes a Monsanto, lo que fue acogido en el 2010 por el Consejo para la Transparencia, aunque la misma empresa bloqueó, en ese entonces, el requerimiento por la vía judicial.

Monsanto es la mayor productora de maíz transgénico de exportación en Chile, con 4.167 hectáreas de estos cultivos secretos y ahora debería informar sobre la ubicación de estos.

DENUNCIAS

“Ahora el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) ya no tiene excusas para continuar amparando el secretismo respecto a esta transnacional. Por más de dos décadas, otros sectores agrícolas, tanto orgánicos como convencionales han estado en riesgo permanente de contaminación por transgénicos. Existen serias dudas que el SAG haya fiscalizado efectivamente esta actividad y no existe información oficial disponible sobre los resultados de esa fiscalización”, señalaron en la Red de Acción en Plaguicidas Chile.

La organización civil también entregó un “téngase presente ante la Corte de Apelaciones para demandar que el tribunal emita con máxima urgencia el fallo que defienda la transparencia en Chile”, además de enviar una carta al director del SAG, Aníbal Ariztía, “para que proceda de inmediato a transparentar la información sobre la ubicación de los cultivos de Monsanto”.

Según las entidades civiles, existe preocupación por el lobby de la empresa privada en el Congreso, en torno a la tramitación en el Senado de las leyes de bioseguridad (transgénicos) y de privatización de la semilla, complementarias al Convenio UPOV 91 ya aprobado. L

“Los ciudadanos no aceptamos que se nos impongan leyes altamente perjudiciales para los intereses de la mayoría, y que van a afectar el ambiente y la salud de las personas. Exigimos transparencia respecto de todas las actividades de las empresas contaminadoras y respaldamos una moratoria a los cultivos transgénicos”, sostuvieron.

 

Comments are closed.