Restricción vehicular también podría aplicarse en Rancagua

Seremi de Medio Ambiente, Juan Prieto, adelanta que, de aprobarse, afectará a los vehículos no catalíticos. El Mercurio, 26 de abril de 2012.

Seremi de Medio Ambiente, Juan Prieto, adelanta que, de aprobarse, afectará a los vehículos no catalíticos. El Mercurio, 26 de abril de 2012.


En las próximas semanas se publicará el anteproyecto del Plan de Descontaminación en la Región de O’Higgins para el combate del material particulado grueso (PM 10). Una de las medidas que entrarán al proceso de participación es la restricción para vehículos no catalíticos en el damero central de Rancagua, según anunció el seremi de Medio Ambiente, Juan Prieto.
La VI Región ya cuenta con decreto de zona saturada desde 2009, requisito esencial para trabajar el plan de descontaminación. Luego de su publicación, el período de participación ciudadana es de tres meses.
Según Prieto, de aprobarse la restricción, será de dos dígitos diarios para los vehículos no catalíticos, como en Santiago.
En 2011 comenzó a operar el sistema de pronóstico de calidad del aire en la región, basándose en los datos de las estaciones de monitoreo de PM 10 en Rancagua, San Fernando, Rengo, San Francisco de Mostazal y Codehua, Casas de Peuco y Gultro. Este año se agregará otra estación en Rancagua, que también incluirá el cálculo de material particulado fino (PM 2,5).
Las otras medidas que se propondrán a la participación ciudadana es la prohibición del uso de leña en días en que se sobrepase la norma de PM 10. Se promoverá el uso de leña certificada (seca) y un plan para renovar el transporte público.
Otro tema que preocupa al seremi es la situación de dos plantas de lodos. La empresa Colhue, que provocó un conflicto con los vecinos de Pelequén, se encuentra trabajando en su plan de cierre y su dueño, Germán Pardo, criticó a las autoridades ambientales de la región, acusándolas de "incompetencia".
Prieto asevera que Colhue fue fiscalizada seis veces en 2011 y "no había logrado mejorar su estándar de manejo de los lodos". Agrega que se reunió en múltiples oportunidades con Pardo, por los malos olores y la generación de moscas. "Él ha señalado en reiteradas ocasiones la ineficiencia de la autoridad ambiental, siendo que tengo certeza de que a fines de febrero concurrió al Ministerio de Medio Ambiente, para quejarse de las constantes fiscalizaciones a las que nosotros sometíamos su proyecto".
La otra planta de lodos problemática era el monorelleno Yáñez, al que la comisión evaluadora le revocó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), "con lo cual ya no puede seguir operando. En este caso, nadie se tomó una carretera, sino que era lo que correspondía hacer".
En otros ámbitos, ya se han logrado resultados. El lago Rapel, en el verano de 2010 bajó a niveles alarmantes, con lo cual proliferaron las algas que matan los peces. Tras un acuerdo verbal con Endesa, el nivel del agua se mantiene en 104 metros, con lo que se evita la mortandad de las especies acuáticas.

Comments are closed.