Ordenan investigación contra Alto Maipo por grave “sepultación” de flora nativa hecha por AES Gener

Informe del SAG revela impacto ambiental, alteración de hábitos de especies y procesos de degradación. The Clinic Online, 23 de enero 2013.


La decisión del intendente de Santiago, Juan Antonio Peribonio, confirmó la decisión anterior dictada por Roberto Núñez, Director (s) del Servicio de Evaluación Ambiental que se fundamentó en un informe del Servicio Agrícola y Ganadero que acreditó que la empresa AES Gener, dueña del negocio, literalmente arrasó con todo lo que se moviera, para instalar en 70 kilómetros, 100 postes de 18 metros sin informar a la autoridad y violando las normas ambientales. En suma, la multinacional de la energía se pasó la ley por la raja. Se trata de la misma firma que, producto de un alud en la zona del Cajón del Maipo -donde se investiga si tuvo alguna responsabilidad- tuvo a 2 millones de chilenos sin agua. La empresa, en tanto, dice haber enviado a la Comisión de Evaluación Ambiental una respuesta a las observaciones formuladas por el SAG el 3 de enero pasado.

El intendente de Santiago, Juan Peribonio autorizó a la Comisión de Evaluación de la Región Metropolitana -el pasado 27 de noviembre- para que inicie un proceso para “determinar responsabilidades y establecer sanciones… del proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo”. Así lo establece el documento que publica íntegramente The Clinic Online fechado el 27 de noviembre pasado y que había permanecido en reserva hasta ahora.

De esta manera, el jefe regional confirmó la decisión anterior dictada por Roberto Núñez, director (s) del Servicio de Evaluación Ambiental, que se fundamentó en un informe del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) del pasado 22 de noviembre, que acreditó que la empresa AES Gener, dueña del negocio, literalmente arrasó con la fauna nativa de una zona del Cajón del Maipo.

Hay que recordar que producto de un alud en la misma Zona ocurrido esta semana, más de 2 millones de personas -según consigna hoy La Tercera- quedaron sin agua durante más de un día, debido a los problemas que podría haber presentado Alto Maipo en Aguas Andinas.

Alerta ambiental

La resolución que inicia la investigación revela que la empresa inició en febrero de 2012 una serie de trabajos sin haber informado al SAG como era su obligación.

El 26 de junio se dejaron caer los fiscalizadores del SAG y se encontraron con la sorpresa que AES Gener había comenzado a construir un tramo de 70 kilómetros para instalar 100 postes de 18 metros, además de 40 entradas en sectores no intervenidos.

Pues bien los postes fueron finalmente instalados en los sectores de La Vega de Lo Valdés, que de acuerdo al SAG es una zona “de alta importancia para la conservación de la biodiversidad. Otros fueron puestos en el cauce de las quebradas El Yesillo y El Salto del Agua, de igual condición.

Según la resolución de 2009 que aprobó este proyecto, los postes debían instalarse de forma “adyacente a los caminos”, hecho que por cierto, de acuerdo al SAG, la empresa omitió.

“Cabe señalar que esta actividad ha generado impactos ambientales no previstos respecto del proyecto evaluado, provocando la remoción total de la flora nativa, alterando los hábitos y especies de fauna nativa en categoría de conservación y afectando las características de los suelos, pudiendo generar así procesos de degradación”, establece el documento evacuado por el SAG.

El SAG, además acompañó un completo registro fotográfico que da cuenta de las irregularidades cometidas por AES Gener, donde se revela que la empresa también realizó “tala raza” de las especies arbóreas y “sepultación de la vegetación nativa”.

El organismo que protege a los animalitos, acreditó que la multinacional de la energía afectó a un “sitio prioritario para la conservación de la biodiversidad de la Región Metropolitana, área priorizada por la Conama, a través de una resolución de septiembre de 2010.

Asimismo, AES Gener realizó estos trabajos en un área de preservación -insiste el SAG- en el Plan Regulador de Santiago. “Por lo tanto, esta intervención no debidamente evaluada por el titular, podría alterar el valor ambiental de los ecosistemas de estos sitios”, concluye el informe, dando por sentado que la firma incumplió las resoluciones de la autoridad ambiental y se pasó la ley por la raja.

Sobre este tema, AES Gener declaró que actualmente este tema “se encuentra en un proceso administrativo ante las autoridades pertinentes y por lo mismo no nos referiremos de manera específica. Sin perjuicio de lo anterior, la empresa envió a la Comisión de Evaluación Ambiental, el 3 de enero, una respuesta respecto de las observaciones formuladas por el SAG.”

Según la empresa, en esta respuesta se deja en claro que las observaciones realizadas al proyecto “no señalan una infracción específica sino más bien habla en términos generales acerca de las obras que se realizan. Además, la línea de faena mencionada fue incluida en la Evaluación de Impacto Ambiental realizada por la empresa y es parte de la Resolución de Calificación Ambiental que aprobó el proyecto.”

Dichas observaciones, que son parte de un proceso normal en el desarrollo de este tipo de proyectos, están siendo analizadas en la fase administrativa antes mencionada, agregaron desde la compañía eléctrica.

 

Comments are closed.