Ambientalistas lamentan avances del proyecto que impacta el mercado de las semillas

Organizaciones civiles denunciaron que no pudieron ingresar a la comisión de Agricultura del Senado, donde se aprobó el proyecto que ratifica el convenio UPOV 91. Acusan que los agricultores no tendrán compensaciones por los cambios genéticos que podrían realizar empresas transnacionales. Lanacion.cl, 30 de julio 2013.;


Varias organizaciones ambientalistas criticaron el avance en el Congreso del proyecto que cambia el mercado de las semillas en el país, pues indicaron que creará un "desequilibrio tremendo" entre empresas trasnacionales y los pequeños productores rurales e indígenas del país.

La llamada Ley de Obtentores Vegetales fue aprobada en la Comisión de Agricultura del Senado, con los votos de Hernan Larraín (UDI), Antonio Coloma (UDI) y José García Ruminot (RN), mientras que Ximena Rincón (DC) y Juan Pablo Letelier (PS) rechazaron la iniciativa.

Organizaciones

Además, los dirigentes de la Fundación Sociedades Sustentables, Chile Sin Transgénicos, la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina y la Asociación Nacionales de Mujeres Rurales e Indígenas, denunciaron que no pudieron ingresar a la comisión legislativa.

“Lamentamos mucho la votación, porque realmente tuvimos toda la intención de explicar a los senadores lo grave que sería su aprobación, pues es un muy mal proyecto ya que da muchos derechos a los ‘mejoradores de semillas’ (obtentores), creando un desequilibrio tremendo entre trasnacionales y pequeños productores locales, rurales indígenas”, afirma María Isabel Manzur, de Chile Sustentable.

Sin compensaciones

A su juicio, la aprobación de este convenio implica que los agricultores no van a recibir ninguna compensación por las semillas que han usado por tanto tiempo, porque “basta con que las compañías semilleras las modifiquen mínimamente y luego cobrarán regalías".

"Eso generará además erosión genética: traerá la pérdida de semillas nacionales pues permite la apropiación de variedades tradicionales. Estaremos en la más absoluta indefensión”, dijo Manzur, quien recordó además que grandes empresas transnacionales como Monsanto están dejando Europa para instalarse en el país, aprovechando la poca fiscalización de las leyes internas.

La FAO no llegó

Manzur manifestó su preocupación y extrañeza por la ausencia de la FAO en la cita, recordando que esta organización dependiente de la ONU en su tratado internacional sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, firmado por Chile pero no ratificado.

El siguiente paso es que la Comisión de Agricultura informe al Senado de lo que se votó y en un par de semanas el proyecto de ley sería visto en sala del Senado.

 

Comments are closed.