Edil de Tierra Amarilla demandó a minera por daño ambiental

Tribunal Ambiental de Santiago deberá resolver si acoge o no acción judicial. La Municipalidad de Tierra Amarilla presentó una demanda ambiental contra la minera Candelaria para que sea condenada a reparar materialmente el daño que habría causado en este lugar. Economía y Negocios, Mercurio, 26 de diciembre de 2013.

Tribunal Ambiental de Santiago deberá resolver si acoge o no acción judicial. La Municipalidad de Tierra Amarilla presentó una demanda ambiental contra la minera Candelaria para que sea condenada a reparar materialmente el daño que habría causado en este lugar. Economía y Negocios, Mercurio, 26 de diciembre de 2013.


La acción judicial fue interpuesta ante el Tribunal Ambiental de Santiago por el alcalde Osvaldo Delgado Quevedo.
Esta empresa está explotando en la zona minerales de cobre mediante el método convencional de rajo abierto, y también ha incorporado reservas a través de explotación subterránea. Esto a 5 kilómetros al suroeste de la comuna de Tierra Amarilla, Región de Atacama.
La acción judicial está fundada en estudios científicos que se realizaron luego que el 13 de julio del año 2013, después que en un inmueble de la localidad ubicado en la calle Manuel Montt se produjo un hundimiento del terreno con un forado de un diámetro de un metro y medio, y de cinco a seis metros de profundidad.
La municipalidad culpa a Candelaria de este socavón debido a las tronaduras que se realizan con motivo de la explotación minera, las que según aseguraron han sido causadas por vibraciones en el suelo similares a un sismo.
El edil es representado por los abogados Hernán Bosselin y Ramón Briones Espinosa, quienes explicaron los alcances del daño ambiental que a su juicio han sido “significativos, ininterrumpidos, continuos y reiterados”.
Según Bosselin “es una verdadera catástrofe ecológica y medio ambiental que ha afectado la alteración completa del clima, viento, aguas por concentración de minerales nocivos, lo que afecta el derecho de vivir en un medio ambiente libre de contaminación”.
Los abogados solicitan al Tribunal Ambiental, que se acoja la demanda y que se reparen los daños causados, además de poner término a la explotación minera en una zona de protección de 20 kilómetros, a lo menos, de esta localidad.
En paralelo solicitan poner término a los ruidos y vibraciones que repercutan en los terrenos de los habitantes de la comuna; paralizar toda extracción de agua subterránea del proyecto y explotación minera Candelaria desde sus pozos ubicados en Tierra Amarilla.
También piden paralizar y detener todo aporte de nitrato, sulfato, conductividad eléctrica y cloruro a las aguas subterráneas; suprimir todas las emisiones de material particulado en el aire.

Comments are closed.