Alistan nuevo ajuste a norma de termoeléctricas para enfrentar problemas de etapa inicial

Termoelectrica

Termoelectrica

Superintendencia de Medioambiente publicaría en los próximos días un tercer anexo al reglamento de esta regulación. Diario Financiero, 22 de enero 2014.


El inicio de la norma de termoeléctricas ha sido complejo. En este sentido, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) alista un nuevo ajuste a esta regulación y en los próximos días publicará un tercer anexo al reglamento de la normativa.

La intención es asegurar la calidad de los reportes fijando condiciones para que las empresas midan los datos de sus Sistemas de Monitoreo Continuo de Emisiones (CEMS por su sigla en inglés).

También entregarán lineamientos sobre cómo deben proceder las generadoras para sustituir de datos perdidos y anómalos, así como en auditorías y revalidaciones.

Aunque en la SMA dijeron que lo anterior busca cubrir situaciones de mantención o eventual falla de los CEMS, en el sector privado creen que ello también responde a los problemas que ha habido en esta primera fase, en la que se mide e informan las emisiones de material particulado.

Esta obligación comenzó el 23 de diciembre, en medio de la preocupación de las generadoras que veían varias dificultades para su cumplimiento.

Además, hace unos días la SMA inició procesos sancionatorios contra dos de los cinco laboratorios que validan las mediciones de las eléctricas y las informan a la superintendencia. Allí explicaron que los laboratorios -uno es de los más grandes del mundo- no cumplieron los protocolos para la validación de CEMS. Esos dos procesos fueron rechazados y dieron pie a la investigación que terminó con la formulación de cargos, pues este tipo de errores -añadieron- ponen en duda la confiabilidad de los datos y de todo el sistema, ya que los laboratorios son “la piedra angular” de la norma de termoeléctricas.

Precisamente, esta última situación aumentó la alerta de las generadoras, que temen ser multadas por la SMA a raíz de los incumplimientos de los laboratorios que a su vez fueron certificados por este mismo organismo, considerando que en abril deben entregar el primer reporte de estas mediciones.

Los privados añaden que el problema es que la regulación establece métodos de medición que solo rigen en Chile y para los cuales los laboratorios no están preparados.

Según datos de la SMA son 38 las unidades sujetas a la norma. De ellas, 34 finalizaron el proceso de preparación en la fecha fijada (23 de diciembre), pero sólo tres han validado sus CEMS, mientras otras tres fueron rechazados y las 28 restantes aún están en evaluación de sus mediciones, pese a que el plazo concluyó.

Comments are closed.