Gobierno inicia licitación de siete terrenos para instalar termoeléctricas sobre 350 MW

Con el proceso se busca facilitar espacios para el levantamiento de grandes centrales en el norte del país. Tres de las zonas en subasta se ubican en Atacama. El Mercurio, 09 de enero de 2014.

Con el proceso se busca facilitar espacios para el levantamiento de grandes centrales en el norte del país. Tres de las zonas en subasta se ubican en Atacama. El Mercurio, 09 de enero de 2014.


Las dificultades que enfrentan los grandes proyectos de generación en Chile llevaron al Gobierno a evaluar una serie de alternativas para facilitar el desarrollo e instalación de estos proyectos.
Tras varios meses de análisis y estudios, el Ministerio de Bienes Nacionales identificó siete zonas en el país aptas para el levantamiento de grandes centrales termoeléctricas.
A mediados de diciembre, la cartera liderada por Rodrigo Pérez Mackenna lanzó una licitación de terrenos para la instalación de centrales de energía de más de 350 MW de potencia.
La subasta consiste en la entrega de una concesión por 50 años para que el adjudicatario pueda estudiar, construir y operar una generadora de gas o carbón. Para los análisis se otorga un plazo de cinco años, mientras que para el levantamiento de las centrales se agrega otro lustro.
Las siete zonas que incluye la licitación se encuentran en el norte del país. Cuatro de los terrenos están en el Sistema Interconectado del Norte Grande -que va desde Antofagasta hasta Arica-, mientras que los tres restantes están emplazados en el Sistema Interconectado Central (SIC), específicamente en la Región de Atacama.
Tres ubicaciones corresponden a la Región de Antofagasta, específicamente están en las comunas de Mejillones y Tocopilla. En esta última zona ya están presentes varias termoeléctricas entre las que figuran las centrales de AES Gener y E-CL.
Ninguno de estos tres terrenos supera las 640 hectáreas y los paños están en zonas costeras propicias para la instalación de termoeléctricas. También se está licitando un terreno en la Región de Tarapacá, específicamente en la comuna de Huara. El paño tiene una extensión de 457 hectáreas.
Según fuentes de la industria, Bienes Nacionales realizó un estudio para identificar los terrenos con menor riesgo para el medio ambiente y las comunidades.
En un principio, el Gobierno había optado solo por licitar terrenos para la instalación de proyectos de Energías Renovables No Convencionales (ERNC). Pero la dificultad que enfrentan las centrales convencionales en Chile y los buenos resultados de análisis medioambientales llevó al Ejecutivo a extender las subastas para unidades a carbón y gas.
Atacama
Si hay una zona que hoy sufre por la falta de suministro energético es Atacama. La Tercera Región ha visto cómo una serie de proyectos mineros han paralizado su desarrollo, debido a la inexistencia de generadoras que puedan entregar electricidad competitiva para su ejecución.
Es más, en los últimos dos años grandes proyectos termoeléctricos han debido frenar su desarrollo como fue el caso de la carbonera Castilla (2.100 MW), que fue paralizada por la Corte Suprema. Misma suerte podría correr Punta Alcalde (740 MW) que hoy está siendo analizada por el máximo tribunal.
Para remediar esto, Bienes Nacionales está subastando tres terrenos en la comuna de Caldera, de los cuales dos están emplazados directamente en la localidad de Totoralillo. El terreno más amplio se ubica en la zona de Caleta Obispo, el cual tiene una extensión de 1.156 hectáreas.
Según René Muga, gerente general de la Asociación de Generadoras, la licitación del Gobierno podría tener buenos resultados para el desarrollo de proyectos en Atacama, si se tiene en cuenta las dificultes que han enfrentado las eléctricas para levantar sus proyectos.
Decisión
En un principio se pensaron terrenos solo para ERNC, pero finalmente se extendió para las termoeléctrica.
2.100 MW era la capacidad instalada de la termoeléctrica Castilla que fue paralizada en Atacama.
US$ 33 mil millones era la cartera de proyectos mineros que se anunció en Atacama previo a la paralización de centrales.
15 mil UF es el pago mínimo que deberían pagar una generadora al año por operar una central en uno de los terrenos concesionados.
1.156 hectáreas es la extensión máxima que tiene uno de los siete terrenos. Este es el ubicado en Caldera, en la localidad de Caleta Obispo.
740 MW es la capacidad instalada de la mayor central que hoy está en carpeta en Atacama. Sin embargo el proyecto Punta Alcalde podría ser paralizado por la justicia.
9.382 MW es la capacidad instalada total que tiene el país en centrales
de gas y carbón.

Comments are closed.