Informe de la DGA critica duramente proyecto Andina 244 por efecto en glaciares

Minera estatal presentó en julio la primera Adenda del proyecto, en la que hizo modificaciones y redujo el número de glaciares impactados. Pero la DGA mantiene sus observaciones. Fuente: El Pulso 25 de agosto 2014.


Noticia relacionada: Ley de glaciares: gobierno estudia instancia para evaluar impactos específicos

Vea columnas de opinión relacionadas: Andina 244 y el inevitable debate sobre el modelo de desarrollo
Un avance en legislar sobre Glaciares

Hace exactamente un mes, Codelco presentó las respuestas a las más de 2.000 inquietudes presentadas por los servicios públicos sobre el proyecto Andina 244. El trabajo, que tardó cerca de un año, incluyó un cambio importante en la configuración de la iniciativa, pasando afectar de seis a cinco glaciares, todos ellos de roca. “Sólo afectaremos muy parcialmente a cinco glaciares de roca.

Por otra parte, y de acuerdo a lo solicitado por el Servicio de Evaluación Ambiental, hicimos un nuevo estudio de dispersión de material particulado en el área cordillera, el que ratifica los resultados de nuestro estudio anterior en orden a que no vamos a impactar a los glaciares blancos”, dijo entonces el vicepresidente (I) de Proyectos de Codelco, Gerhard Von Borries. Pero para la Dirección General de Aguas (DGA), esto no fue suficiente.

Según el oficio de pronunciamiento sobre la Adenda de esta entidad, que contiene más de 90 observaciones, discrepa que se trate de glaciares de roca, plantea que los estudios de monitoreo están mal hechos, señala que la afectación definitiva de Andina 244 puede ser mucho mayor, e incluso dice que subestima sus impactos significativos.

“Específicamente, en lo que se refiere a la denominación de glaciares rocosos, la Dirección General de Aguas, órgano rector del Estado en aguas terrestres, informa que los glaciares presentes en la cuenca del río Blanco, a saber Cerro Negro 2, Cerro Negro 3, Monolito, Blanco 7 y Los Milos 2; corresponden a glaciares del tipo cubiertos y no glaciares del tipo rocosos.

Lo anterior, basado entre otros, en las mediciones informadas por el titular, relativas a porcentaje de hielo promedio en esos glaciares, a saber 78% hielo, con máximos de hasta 94% en Cerro Negro 2”, señala el informe de la DGA. La entidad añade que en la cuenca Rinconada, las mediciones en glaciares “muestran aproximadamente 89% de hielo, sin perjuicio de casos particulares, los que también corresponden a glaciares cubiertos y no a glaciares rocosos”.

En relación con las mediciones hechas por Codelco, la DGA señala que el propio titular en su Adenda reconoce que no ha realizado mediciones de acumulación en el glaciar Rinconada debido a motivos de seguridad. Así, estima la DGA, no habría certeza de los valores utilizados. “Más aún, enlista los datos de acumulación de la estación Lagunitas entre 1980 y 2004, pero es ambiguo cómo obtuvo la acumulación el año 2007 si ni siquiera incluyó dichos datos”, añade. Otro opinión de la DGA versa en que las mediciones del proyecto susbestiman la magnitud de sus impactos.

“Esto permite al titular subestimar la identificación de los impactos significativos que el proyecto genera y consecuentemente lo lleva a una conclusión equivocada de aquellos impactos que deben ser mitigados, reparados o compensados”, puntualiza la dirección dependiente del Ministerio de Obras Públicas.

¿Qué ha pasado? La DGA realizó más de 90 observaciones al proyecto Andina 244 de Codelco (US$6.800 mills.). Entre otras cosas, pide reformular sus medidas de mitigación para glaciares.

-¿Por qué ha pasado? Sostiene que el modelo de predicción, evaluación de impactos y riesgos de Codelco es errado, subestimando así los efectos que podría generar.

-¿Qué viene para Andina 244? Luego de recibidos los informes de todos los servicios públicos con competencia en la evaluación ambiental, el SEA deberá elaborar un nuevo Icsara, para ser respondido por Codelco.

Comments are closed.