Proyectos de Inversión Paralizados Superan los US$73.000 Millones

La Sofofa señaló a ESTRATEGIA que “las acciones que apunten a destrabar proyectos de inversión son claves para dinamizar la economía. Es por esta razón que el trabajo que estamos llevando a cabo con el Ministerio de Hacienda es fundamental para reactivar la inversión”. Fuente: Estrategia 09 de marzo 2015.


Una creciente preocupación es la que existe en el mundo empresarial por la lenta marcha que presenta la economía, pues si bien el Imacec de enero registró un incremento de 2,7% -en línea con las estimaciones del mercado-, lo relevante es que la base de comparación con igual mes del año pasado es “benevolente”, y además el gasto privado se mantiene débil, en particular el consuno que en el primer mes del año anotó una caída en las ventas mayoristas.

Y en esa dirección Javier Vega, gerente de Estudios y Asuntos Regulatorios de la Sofofa, manifestó a ESTRATEGIA que “las acciones que apunten a destrabar proyectos de inversión son claves para dinamizar la economía, ya que actualmente se encuentran detenidas iniciativas por US$73 mil millones. La inversión cayó el año 2014 en torno a 6% y este año esperamos un crecimiento nulo. Es por esta razón que el trabajo que estamos llevando a cabo con el Ministerio de Hacienda es fundamental para reactivar la inversión”.

De acuerdo al último catastro de Sofofa —cuya actualización está siendo preparada por la asociación gremial de los industriales-el monto de proyectos paralizados aumentó 31,9% desde su última medición en junio de 2013, y equivale al 27,2% del total que registra la cartera de proyectos, evaluado en US$268.600 millones. El gremio explica que del total de iniciativas que registran dificultades en su desarrollo, 12 corresponden a proyectos clasificados como Postergados (equivalentes a US$39.935 millones en inversión). 18 están considerados como Paralizados (US$18.779 millones) y otros 14 se registran definitivamente como Desistidos (US$14.311 millones).

La Sofofa detalla que entre las dificultades que han debido enfrentar estas iniciativas se encuentran, principalmente, los factores externos como: judicialización de proyectos y fuerte oposición de comunidades, alto costo de la energía, falta de certeza jurídica y excesiva demora en el proceso de evaluación ambiental, fiscalización y sanciones de la autoridad, por no cumplir con la normativa ambiental.

La lista de proyectos que enfrentan diferentes dificultades para su realización se concentra. esencialmente, en los dos sectores de mayor dinamismo de inversión en los últimos años: Minería y Energía. En el primer caso, los proyectos que se encuentran afectados totalizaron 14 iniciativas, con una inversión de 5 US$44.773 millones, cifra que representa el 613% de la inversión detenida. Por su parte, los proyectos asociados al sector energético alcanzan 26 iniciativas, por un monto de US$27.332 millones, equivalentes al 37,4% de los recursos retenidos.

De los 44 proyectos que .componen esta medición, cuatro de ellos se encuentran vinculados al sector Infraestructura Portuaria e Industria Minera, totalizando en conjunto una inversión estimada en US$920 millones, lo que es el 13% del total de recursos obstaculizados.

En Minería se observó la fuerte concentración de proyectos en estado Postergado, conjunto que involucra ocho iniciativas, por US$36.400 millones en inversión. Luego, se registraron cuatro proyectos paralizados, por US$7.300 millones y dos proyectos Desistidos, por US$1.173 millones, En tanto, la mayor parte de la inversión “detenida” en el sector energético se clasifica como Desistida, donde diez iniciativas representan un monto de US$12.803 millones. Seguido se agrupan 13 proyectos Paralizados, por US$11.079 millones y tres iniciativas Postergadas, por US$3.450 millones.

LOS FACTORES

Entre los factores externos a las empresas que han detenido proyectos, destaca la judicialización: Es la dificultad que se presenta con mayor frecuencia en la detención de proyectos y la que concentra la mayor cantidad de recursos. En este grupo se contabilizaron 20 iniciativas, por US$23.513 millones, monto que representa el 32,2% de la inversión detenida.

Posteriormente figura como traba la escasez energética. Al respecto, la Sofofa resalta que el complicado escenario en torno al desarrollo de nuevas fuentes energéticas y el alto costo que hoy representa éste ítem en el proceso de producción, está afectando fuertemente a la inversión, en especial al rubro minero. En este obstáculo, que afecta a 6 iniciativas y totaliza US$18.700 millones de inversión detenida.

En tanto, la íncerteza jurídica este conjunto de iniciativas, que totaliza US$15.798 millones en 6 proyectos, surge debido a que actualmente los inversionistas no tienen certeza de que podrán concretar sus inversiones en los plazos definidos, aunque cuenten con las aprobaciones ambientales y los permisos que la normativa exige para garantizar el desarrollo de una iniciativa.

Finalmente, la regulación ambiental agrupa a 12 proyectos, que comprenden US$15.014 millones, se concentran aquellas iniciativas afectadas por las altas exigencias que imparte la autoridad ambiental o la excesiva demora en el proceso de calificación que, en definitiva, hacen inviable el desarrollo de la inversión. Este factor ha puesto en jaque a proyectos tales como HidroAysén (US$3.500 millones), donde el Comité de Ministros decidió recoger los recursos de reclamación presentados por la ciudadanía, declarando rechazado el proyecto hidroeléctrico y dejando sin efecto la RCA otorgada a favor, a mediados de 2011. Asimismo, la suspensión de Pascua Lama (US$2.833 millones), donde la Superintendencia de Medio Ambiente sancionó a la compañía por no cumplir con el plan de protección de aguas e instruyó paralizar las actividades de construcción hasta que se ejecute el sistema de manejo de aguas en la forma prevista en su RCA.

Comments are closed.