Solo 572 MW suma capacidad de centrales a gas en construcción pese a ser un eje del Gobierno

El proyecto más grande de este tipo es Kelar de BHP Billiton y se ubica en el SING. El ministro de Energía busca potenciar esta fuente por ser limpia y sustentable. Fuente: El Mercurio 07 mayo 2015.


Solo tres centrales a gas natural licuado (GNL) se construyen actualmente en el país: Papeles Cordillera S.A. (50 MW), que entrará en operación en junio de este año; CMPC Tissue, de 5 MW, cuya actividad se espera que se inicie en septiembre de este año, y Kelar, de propiedad de BHP Billiton (517 MW), cuyo funcionamiento comenzaría en 2016. En total suman 572 MW.

Esta capacidad, que figura en el plan indicativo de obras de generación en construcción publicado por la Comisión Nacional de Energía (CNE), dista de ser alta, considerando que el Gobierno, a través de la Agenda de Energía, estableció como uno de sus ejes principales impulsar esta fuente energética. Lo anterior, fundamentalmente por ser una fuente limpia y sustentable. La cifra en megawatt se ve incluso más pequeña si se la compara con los 1.282 MW de Energía Renovable No Convencional (ERNC) que se construirán este año. Aún así, se debe considerar que la potencia de una fuente convencional como el gas es mayor que una renovable, debido a la intermitencia de esta última.

Andrés Romero, secretario ejecutivo de la CNE, señala que el plan indicativo es solo un ejercicio de planificación de la matriz que propone un escenario de optimización de costos y de suministro de demanda con fines técnicos. Y añade: “Este ejercicio no tiene relación ni difiere con la meta del Gobierno por incorporar más gas, ya que buscando una mayor eficiencia, el modelo incorpora preferentemente el uso de las centrales que ya existen y que pueden funcionar con Gas Natural Licuado, pero que hoy no tienen acceso a él. Además, es importante dejar en claro que son finalmente las empresas las que deciden cuál y cómo se desarrollan sus proyectos”.

Romero dice que si a los 572 MW que están declarados en construcción, se les suma el funcionamiento de varias centrales de ciclo combinado con GNL que no operan o lo hacen con diésel, se añadirían cerca de 1.000 MW. En total, esto significaría un alza de 38% respecto de los 4.082 MW a base de este combustible que mantiene nuestra matriz, enfatiza el ejecutivo.

El Campesino: un proyecto ausente

En el plan de obras no figura El Campesino, proyecto de Biobiogenera -empresa chilena de Andes Mining & Energy, sociedad ligada a ex ejecutivos de Salfacorp y la familia Norton-, y Electricité de France (EDF).

Después de GDF Suez, esta firma fue la que ganó el mayor bloque en las licitaciones de suministro eléctrico en 2014. Lo hizo con El Campesino, una central a gas natural de ciclo combinado ubicado en la comuna de Bulnes, Región del Biobío. La primera unidad considera 640 MW de capacidad e inyectará energía a través del Sistema Interconectado Central (SIC). Se prevé que entre en operaciones en 2018, el último año de gobierno de la Presidenta Bachelet.

El proyecto consideraba en un principio una inversión por US$ 620 millones, pero subió en unos US$ 40 millones por la transformación de un sistema de enfriamiento de agua a uno de aire. Además, prevén desarrollar el terminal Penco-Lirquén.

Recuadro :
Presidente del TDLC: Proyecto de ley del gas atenta contra principios básicos del libre mercado

Una dura crítica al proyecto de ley del gas hizo ayer, en el Congreso, Tomás Menchaca, presidente del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). Calificó como “un error” y como un atentado contra “los principios más básicos del libre mercado”, que la iniciativa pretenda establecer una tarificación obligatoria si la empresa excede un cierto margen de rentabilidad, sin necesidad de consultar al TDLC ni a ningún otro organismo. “Lo que había en la ley (anterior) es más razonable a lo que se plantea, en el sentido de exigir un doble análisis”, dijo.

En marzo ese tribunal falló a favor de Metrogas, pero explicó que su resolución se basó en un vacío legal que no hace posible determinar un factor técnico clave -la tasa de costo capital- en el cálculo de rentabilidad. Esto, luego que estudios mostraron que Metrogas se excedió del límite de rentabilidad permitido dos años consecutivos.

Ayer en la sesión también expuso Carlos Cortés, director ejecutivo de la Asociación de Distribuidoras de Gas Natural (AGN), quien reconoció que el proyecto de ley llena ciertos vacíos y actualiza elementos necesarios. Aun así, mostró preocupación por las modificaciones que, según advirtió, no incentivan las inversiones en el sector. “Los cambios generan incertidumbres regulatorias y no promueven el desarrollo inclusivo de la industria”, dijo. La SVS exigió a Metrogas rehacer sus balances y considerar las conversiones como gastos y no como activos, tal como lo han hecho siempre. Cortés dijo que ahora los nuevos clientes deberán asumir una proporción mayor de los costos de conversión, lo que dificultará el acceso de sectores de menos ingresos.

Comments are closed.