Derogar la Ley de Pesca implicaría no definir las cuotas

Personero indicó que eliminar el actual marco legal significaría volver a 1991, cuando existía la carrera olímpica. Explicó proyectos que han sido aprobados para mejorarlo. Fuente: El Sur 08 de junio 2015.


El subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, es claro: no cree en la derogación de la actual Ley de Pesca, conocida también como Ley Longueira. En los últimos días, han surgido opiniones divergentes respecto a este cuerpo legal, sobre todo porque, como aseguran algunos sectores, fue aprobada por parlamentarios que habrían recibido presuntamente pagos y por lo tanto perdería legitimidad, entre otros puntos.

Súnico indicó que en materia de legislación pesquera se han tejido una serie de opiniones. Hay desde aquellos que estiman que no se debe mover una coma y otros que creen que hay que derogarla. “De hecho tenemos un visión crítica de esta legislación y, por ende, creemos que hay que evaluarla con criterios que aseguren la sustentabilidad de los recursos pesqueros”, destacó.

Aseguró que no cree en la derogación, porque implica volver a la legislación existente en 1991, cuando estaba la carrera olímpica y no había comité científico para definir las cuotas. “Justamente esas prácticas que se desarrollaban en esa época contribuyeron de manera fundamental al colapso y sobreexplotación de las distintas pesquerías”, remarcó.

Por eso, dijo el personero, es que de debe desarrollar un proceso de evaluación y no solo eso, sino que la ley ha estado siendo estudiada y modificada. A la fecha, ya van tres proyectos de ley aprobados en el Congreso.
Uno evaluó la instalación de los posicionadores satelitales y que el propio Parlamento dio un plazo de 6 meses para ello, pero que su aplicación parte en agosto próximo para toda la flota mayor de 15 metros y para la Región del Biobío sardinera superior a los 12 metros.

Además, agregó, se elaboró una iniciativa aprobada por ese poder del Estado para relocalizar las salmoneras y prohibir la entrega de nuevas concesiones en las regiones Décima y Undécima para generar mecanismos de incentivo para sacar parques nacionales. De hecho, aseguró que rechazaron 232 solicitudes de salmoneras para instalarse en parque De Agostini en la Región de Magallanes justamente para asegurar la compatibilidad entre el tema sanitario y el impulso de los parques nacionales.

Adicionalmente, se aprobó una ley que desarrolla el jurel con la línea de mano para el norte, que restablece para Sernapesca la facultad de decomisar la pesca ilegal. “Todos estos proyectos ya están promulgados y operando”, subrayó.

NUEVAS INICIATIVAS

Súnico adelantó que hay otras tres iniciativas en el Congreso. Una que crea el Instituto del Desarrollo Sostenible de la Pesca Artesanal, el segundo regulariza la administración de las caletas pesqueras y abre una perspectiva de impulso productivo. Esto fue anunciado por la Presidenta el pasado 21 de mayo y al respecto, el proyecto de ley fue enviado, el que permitirá que los pescadores puedan tutelar las caletas, a fin de darles valor, instalar cadenas de frío, promover gastronomía, contar con instalaciones que permitan diversificarse productivamente y así mejorar sus ingresos.

A esto se suma un precepto que está pronto a terminar su tramitación que crea una bonificación al cultivo de algas, algo muy importante para el país, pues, según el subsecretario, se están exportando sobre US$ 300 millones. Hay entre 15 mil y 20 mil pescadores que operan en esta actividad.

Respecto a la propuesta de algunos sectores de derogar la también denominada Ley Longueira, pues cuando fue aprobado algunos parlamentarios habrían recibido dineros de algunas pesqueras, Súnico expresó que se luchó por el regreso a la democracia para que hubiera poderes del Estado autónomos y en este caso el Poder Judicial tiene toda la autonomía para llevara cabo sus investigaciones y tomar sus decisiones.

“A nosotros como gobierno no nos corresponde actuar como fiscales ni como tribunales, nos corresponde gobernar y como tal significa buscar el interés común y eso es aplicar un criterio científico a la recuperación del conjunto de las pesquerías y eso creemos que la ley hizo un aporte al incorporar los comités científicos, que se logró por medio de un amplio consenso nacional. Estimamos que eso hay que sostenerlo y a la vez aumentar nuestra capacidad de investigación”, subrayó.

Por eso, añadió, la Presidenta anunció el 21 de mayo la construcción de un barco de investigación para las 5 millas, a fin de indagar las especies que son fundamentalmente artesanales, como es el caso de la sardina común en esta Región.

FAO

Lo mismo se pretende hacer con la evaluación técnica que se ha concordado con la FAO, que es el organismo especializado en nivel mundial en materia pesquera e intergubernamental, pues todos los países participan. La idea es que la legislación chilena sea comparada con las mejores experiencias mundiales. Si es que el reglamento nacional tiene vacíos respecto de las mejores prácticas internacionales, se puedan producir las modificaciones que sean necesarias.

Con esto, remarcó Súnico, se pretende hacer una discusión seria, responsable, con criterios técnicos y científicos en relación de la administración de las pesquerías en Chile y “no quedarnos solo en la consigna, sino en propuestas construidas de la manera más sólida posible”.

Una vez que se termine la validación administrativa tanto de la FAO como de Chile, que se espera los trabajos partan en julio, van a tener 8 meses, periodo en que, garantizado ante ese organismo, se va a escuchar a los actores a fin de conocer sus propuestas y si de éstas surgen iniciativas legales, en el Parlamento habrá de nuevo participación de todos.

En el Biobío las universidades han desarrollado un conjunto de estudios e investigaciones pan fomentar productos de acuicultura, pero la institucionalidad que tenemos para potenciamos es extremadanielite engorrosa, porque está preparada para salnionts y no para estos emprendiinientos”.

Comments are closed.