Barrick pone en venta equipos prescindibles de Pascua-Lama valorizados en US$ 255 millones

En la canadiense recalcan que los activos que ofrecen al mercado no son necesarios para la etapa de paralización que vive el proyecto. Fuente: El Diario 10 de agosto 2015.


Barrick propuso reducir en al menos US$ 3.000 millones su deuda durante este año. Por eso las operaciones y proyectos en Chile deben hacer esfuerzos para aportar con el objetivo de la administración en Toronto y, en ese contexto, la iniciativa binacional Pascua-Lama inició un proceso de venta de equipos y maquinaria prescindibles en esta etapa de paralización que vive la futura mina de oro y cobre.

La canadiense, en específico, está enajenando 30 camiones mineros gigantes con capacidad de 300 toneladas métricas máxima, de marca Komatsu, que tienen un precio unitario de mercado, si están nuevos, de aproximadamente US$ 5 millones. Sólo por este ítem, la valorización es de US$ 150 millones en activos que Barrick pone a la venta.

De todas formas, comentan fuentes de la industria, la valorización del equipo no es equivalente a la recaudación que pueda lograr Barrick. “Lamentablemente para ellos, en este momento sobra en el mercado maquinarias y, tampoco, hay una gran demanda por este equipamiento, así que si no ponen un precio atractivo, es difícil que logren vender todo el equipo”, señala un alto ejecutivo de la industria minera.

Pero las ventas no terminan con los camiones. A ellos se suman cinco palas gigantes valorizadas en US$ 80 millones y siete grúas “manitouwac” que cuestan US$ 25 millones nuevas. De esta manera, los activos totales que rematará la firma llegan a US$ 255 millones.

Desde Barrick comentan que Pascua-Lama está ejecutando un plan de optimización del proyecto para retomarlo cuando existan mejores condiciones de mercado. En ese proceso, se enmarca la enajenación de equipamiento.

Asimismo, en la compañía canadiense recalcan que el equipo minero y maquinaria de construcción que ofrecen al mercado no es necesaria para esta etapa de paralización que vive el proyecto.

Conocedores de la industria comentan que este tipo de decisiones es común en las grandes mineras cuando sus proyectos están paralizados. “Mantener la propiedad de los equipos para no usarlos, no tiene sentido. Mucho mejor venderlos antes de que sigan depreciándose y, en este caso puntual, no está claro cuando Barrick podrá retomar la construcción”, señala la fuente.

Tema en Toronto

La semana pasada se conocieron los resultados de la minera al segundo trimestre del ejercicio —redujo las pérdidas a US$ 9 millones, comparadas con las US$ 269 millones de hace un año- y en el conference call con analistas del mercado la situación de Pascua-Lama fue uno de los temas abordados.

El CFO de Barrick, Shaun Usmar, señaló que en Pascua-Lama están en proceso de reducir los “holding cost” -costos asociados a la mantención de la cadena de suministro- “mientras analizamos cómo optimizar el proyecto”.

Añadió que la “reducción del capex de proyectos se relaciones principalmente a la eliminación de algunos trabajos planeados para Pascua-Lama”.

Sobre este punto, al final del conference uno de los analistas solicitó más detalles sobre la reducción de costos en el proyecto binacional y si se contemplaba la venta de equipos. A lo que uno de los ejecutivos de la canadiense respondió que efectivamente “hay equipos y otros ítems que están a la venta”.

Historia de Pascua-Lama Pascua-Lama pretendía constituirse como la primera minera binacional en operación del mundo, sin embargo, el camino no ha sido fácil. En 2001, las autoridades nacionales aprobaron el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que presentó Barrick, pero debido a condiciones externas la iniciativa se postergó hasta 2004, cuando se retomó la idea de desarrollarla. Hubo algunas modificaciones y, por lo mismo, se presentó un nuevo EIA, que fue aprobado a mediados de febrero de 2006.

En tanto, las autoridades argentinas aprobaron el 5 de diciembre de 2006 el Informe de Impacto Ambiental (IIA). Sin embargo, en 2013 la compañía paralizó temporalmente las obras, mismo año en que la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) le cursó una histórica multa de US$ 16 millones (ver recuadro). Pascua Lama tiene reservas por 15,4 millones de onzas de oro y más de 674 millones de onzas de plata, además de bajos costos de operación. La inversión estimada para desarrollar la mina alcanzaría los US$ 8.500 millones, de los cuáles ya se han gastado más de US$ 5.000 millones.

Las ventas de Barrica

Las ventas no le son ajenas a la canadiense durante este ejercicio. En lo que va del año, ha enajenado activos por US$ 2.450 millones. En mayo vendió 50% de la mina Porgera, en Papúa Nueva Guinea, y en ese periodo también se desprendió de la faena Cowal en Australia. La última venta fue la mitad de la mina de cobre Zaldívar, ubicada en la Región de Antofagasta, a Antofagasta Minerals -controlada por el grupo Luksic- en US$ 1.005 millones.
Recuadro :
EL PROCESO PENDIENTE ANTE LA SMA

Ala espera de una resolución que se debería conocer durante este semestre está el proyecto Pascua Lama con la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), la que está reformulando la sanción que aplicó al proyecto en mayo de 2013, que alcanzó a 16.000 UTA (unos US$ 16 millones de la época).

B proceso se reabrió después de una serie de impugnaciones ante el Tribunal Ambiental de Santiago, el que finalmente declaró la ilegalidad de la sanción aplicada y obligó a rehacerla. Según ha explicado la SMA, este nuevo proceso no sólo incluye multar por cada una de las infracciones detectadas por separado, sino que se abre a todo el espectro de sanciones contempladas en la legislación, es decir, se arriesga perder incluso, en el peor de los escenarios, el permiso ambiental.

Pero no sólo eso. Junto con comenzar ese proceso, la SMA informó en abril que inició un segundo proceso sancionatorio, por nuevos incumplimientos entre 2013 y 2015, por los cuales formuló 10 cargos.

El proceso sigue avanzando al interior de la SMA y se esperaba que las causas se concentraran en una sola. Con esto, se espera que antes de fin de año el organismo fiscalizador emita una nueva sanción. En cualquiera de los escenarios de sanción que se apliquen -ya sean más favorables o desfavorables para la empresa-, la resolución que surja será nuevamente recurrible ante instancias superiores, como los Tribunales Ambientales y la Corte Suprema, por lo que es esperable que el primer proyecto binacional en iniciar su construcción, deba seguir esperando para poder retomaría

Desde Barrick comentan que Pascua-Lama está ejecutando un plan de optimización del proyecto para retomarlo cuando existan mejores condiciones de mercado.

Comments are closed.