Decameron: Cuestionan acción judicial de constructora

El presidente de comisión de Patrimonio del Core y el vocero de ONG Dunas de Ritoque coinciden en que recurso busca intimidar a autoridades. Fuente: Mercurio de Valparaiso, 12 de junio de 2016.


Un fuerte rechazo de la ONG Dunas de Ritoque y del presidente de la Comisión de Patrimonio Cultural del Consejo Regional (Core) generó el recurso de protección presentado por la Constructora Riviera Limitada -titular del proyecto del hotel Decameron en las dunas- contra el secretario regional ministerial (Seremi) de Vivienda, Rodrigo Uribe, quien en el oficio N°883 presentado durante la tramitación ambiental, indicó que los permisos de la obra “no se encontrarían vigentes”.

En ese contexto, el abogado que representa a la constructora, Arturo Fermandois, aseguró que las palabras de Uribe complican al ente privado y la tramitación ambiental del proyecto, ya que, afirmó, “los permisos están vigentes por parte de la Dirección de Obras de Quintero”, por lo que, ante la Corte de Apelaciones, calificó la situación como “inmanejable, anárquica y perturbadora”.

El consejero regional y presidente de la Comisión de Patrimonio Cultural del Gobierno Regional, Manuel Millones (UDI), fue claro en señalar que si bien esta arremetida judicial podría amedrentar a algunos servicios públicos que emiten su opinión en la evaluación ambiental, también podría producir “un efecto inverso, como es el caso del Gobierno Regional”.

“Este proyecto tiene vicios en su origen y no veo cómo puede soslayar los cuestionamientos de la Contraloría y del mismo Minvu. Este grupo inversor lo ha intentado todo y varias acciones las ha perdido, por cuanto es evidente que el proyecto no puede sostenerse con un permiso caduco y en una zona cuyo uso de suelo no lo permite”, comentó el core.

Por lo mismo, Millones aseguró que para consolidar aún más la protección del lugar y evitar cualquier intervención se ha solicitado declarar santuario a las dunas de Ritoque.

“El proyecto no cumple con la compatibilidad territorial se aparta de los objetivos de nuestra estrategia de desarrollo regional; por lo mismo, debemos opinar negativamente de esta inversión y esperamos que todos lo rechacen”, declaró el consejero. “Además, llama la atención que el director de obras de Quintero, con todas las graves irregularidades detectadas y que está sumariado, no haya sido suspendido del cargo y, por el contrario, siga actuando en defensa del mismo proyecto”, agregó.

“ESTADO DE ANARQUÍA”

En tanto, desde la organización Dunas de Ritoque indicaron que desde el dictamen de la Contraloría (N°73.004), que señala que los permisos del hotel fueron “indebidamente otorgados”, la constructora ha realizado una “desesperada defensa de las irregularidades detectadas, tratando de situarse por encima de la ley”.

“Nadie puede estar sobre ella. Plantear que las autoridades no pueden referirse a ilegalidades es tratar de crear un Estado de anarquía y de caos. En una zona de sacrificio, sometida a frecuentes derrames de petróleo y contaminación por metales pesados, la comunidad debe defender las últimas reservas de vida que van quedando. No es posible que ciertos grupos de poder estén por sobre nuestra institucionalidad”, afirmó el vocero de la ONG ambiental Dunas de Ritoque, Andrés León.

“El representante de la empresa presentó una serie de acciones judiciales para tratar de intimidar a las autoridades e inhibir pronunciamientos donde se señalan las irregularidades del proceso de otorgamientos de los permisos de edificación”, concluyó.

“Este proyecto tiene vicios en su origen y no veo cómo puede soslayar los cuestionamientos de la Contraloría y del mismo Minvu”
Manuel Millones Presidente comisión de Patrimonio Cultural del Gore.

“Nadie puede estar sobre la ley. Plantear que las autoridades no pueden referirse a ilegalidades es tratar de crear un Estado anárquico”
Andrés León Vocero ONG Dunas de Ritoque

US$44 millones es el monto de inversión considerado por Decameron para construir el hotel en las dunas.

7 de abril el seremi Minvu presentó el informe técnico que invalidó el permiso de edificación de la obra.

EL PROYECTO BUSCA CONSTRUIR EDIFICACIONES DE BAJA ALTURA QUE ALCANZAN UNA SUPERFICIE DE 30 MIL METROS CUADRADOS.

Rodrigo Navarrete N.

Comments are closed.