Los grandes proyectos hidroeléctricos ya no tienen asidero

Jorge Atton integrante de la mesa de la eléctrica explicó que la renuncia a iniciativas por 2.151 MW obedece a un cambio de paradigma en el mercado. Fuente: Revistaei.cl, El Mercurio, 1 de septiembre de 2016.


Un cambio de paradigma en el negocio de la generación hidroeléctrica, que se explicitó con creces en esta última licitación de suministro de energía adjudicada el 17 agosto, es el motivo que llevó aEndesa a desechar proyectos por 2.151 MW, a partir de la renuncia a derechos derechos de agua que le significaban un costo anual creciente en patentes, que ya rondaba los US$ 20 millones.

Así describe el director independiente de la generadora controlada por Enel, Jorge Atton, esta decisión la que, a su juicio, concuerda plenamente con las transformaciones de este mercado. “Chile está en un punto de inflexión estratégico respecto de la generación hidroeléctrica. Hay mayor competencia, porque las energías renovables no convencionales, ERNC, que se adjudicaron más del 50% de la electricidad subastada en la última licitación, cambiaron el modelo”, manifestó Atton.

Subrayó que los grandes proyectos “ya no tienen asidero desde el punto de vista económico y menos técnico por sus altos costos, a lo que se suma el impacto medioambiental y la oposición de la sociedad a las grandes hidroeléctricas”. Ante este escenario, explicó que lo que tiene que hacer la compañía es readecuar su estrategia, considerando, además, eventuales cambios por modificaciones a la norma que rigen los derechos de agua.

Con todo, aseguró que la preocupación en la eléctrica es que esta tenga un plan de desarrollo “que no va a estar asociado a los grandes derechos de agua. Esa es la razón por la cual los directores independientes estuvimos de acuerdo con esto, porque es evidente que las probabilidades de desarrollar esos proyectos son prácticamente cero y sus costos, cada día, van subiendo de manera relevante”.

Atton manifestó que se analizaron varias opciones para resolver este problema estratégico, entre ellas la factibilidad de hacer proyectos, “lo que es imposible, o ver si estos derechos de agua tenían algún valor económico en el mercado, pero finalmente se decidió devolverlos”.

El ex subsecretario de Telecomunicaciones del gobierno pasado señaló que la solución para Endesa, tras su renuncia a las grandes hidroeléctricas, pasa por seguir avanzando en el acuerdo marco con Enel Green Power (EGP), hoy fusionada con Enel, donde los directores independientes han opinado que se deben terminar los conflictos de interés con esta relacionada y que Endesa pueda convertirse en un actor relevante en renovables no convencionales “con un pie en este negocio, como parte en su mix de generación”.

A su vez, Atton se refirió a los millonarios contratos firmados con EGP en 2014, que han sido cuestionados por sus precios por sobre los 100 MWh. Precisó que, producto de varios cambios en el directorio entre 2014-2015, que él integra desde abril de 2015, la mesa solicitó al comité de directores una revisión completa de todos los contratos con EGP. Con ese material, el gerente general Valter Moro señaló que esos contratos de energía estaban todos colocados en el mercado y que han sido un buen negocio para Endesa.

Añadió que, en el marco de la licitación de suministro del 17 de agosto -proceso con el que aseguró que los contratos mencionados no tienen ninguna conexión- existe una opción con EGP, que fue revisada por el comité y que efectivamente va a ser usada. “Fue parte importante del mix que hicimos para poder postular (al concurso) y hacer una oferta muy competitiva que genere valor para la firma y los accionistas”, precisó.
Las opciones que no prosperaron

Fuentes del mercado eléctrico manifestaron que una de las opciones que vio la compañía fue vender estos derechos de agua, cuya renuncia implicará un castigo por US$ 52 millones en el balance. Se contrató a una empresa para buscar compradores, y se contactó a 30 posibles interesados, de los cuales 23 ni siquiera contestaron el requerimiento.

Comments are closed.