¿Es realmente “monumental” el nuevo acuerdo para reducir el calentamiento global y qué tiene que ver con tu refrigerador?

Una compleja enmienda del Protocolo de Montreal conseguida por delegados de más de 150 países en Ruanda ha sido calificada por algunos como una gran triunfo para la Tierra, pero otros no están muy convencidos. Fuente: Elmostrador.cl, BBC Mundo, 15 de octubre de 2016.


Delegados de 150 países han alcanzado este sábado la ciudad Kigali, Ruanda, un acuerdo que ha sido descrito como “monumental” y como una gran triunfo para el clima.

Y es que su objetivo es eliminar gradualmente los gases hidrofluorocarburos (HFC), que son usados ampliamente en refrigeradores, aires acondicionados y aerosoles y se consideran muy nocivos para el medio ambiente.

De hecho, en términos prácticos, lo acordado en la conferencia en Ruanda, se traducirá en que en el futuro los nuevos refrigeradores deberán ser fabricados para que usen menos gases causantes del efecto invernadero.

Y es que según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PENUMA), los hidrofluorocarbonos son uno de los mayores agentes generadores del efecto invernadero y tienen una larga permanencia en la atmósfera.

Delegados que se encuentran reunidos en la capital de la nación africana aceptaron una compleja enmienda del Protocolo de Montreal de 1987 que obliga a los países más ricos a reducir el uso de hidrofluorocarburos a partir de 2019.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, quien ayudó a concretar el acuerdo durante una serie de reuniones, dijo que el acuerdo era una gran victoria para la Tierra y dijo sentirse confiado en que tendrá un impacto significativo en la lucha contra el calentamiento global.

“Es un paso monumental que responde a las necesidades de naciones en particular y que nos da la oportunidad de reducir el calentamiento del planeta medio grado centígrado”, señaló Kerry en conversación con la BBC.

“Me siento muy positivo sobre dónde nos encontramos, hicimos todos los cálculos y todo el mundo se siente seguro de que lo esencial está ahí”, agregó.

“Es una gran victoria para el clima. Hemos dado un gran paso con miras a concretar las promesas formuladas en París en diciembre”, indicó el comisario europeo de Energía y Medioambiente, Miguel Arias Cañete.

Los más ricos primero

El nuevo acuerdo constará de tres patrones para diferentes países, pues el objetivo es que las naciones ricas reduzcan el uso de hidrofluorocarburos más rápido que los países pobres:

Economías más desarrolladas como las que integran la Unión Europea y Estados Unidos comenzarán a limitar el uso de HFC en pocos años y reducir su utilización en al menos 10% a partir de 2019.

Algunas naciones en vías de desarrollo como China, países en América Latina y estados insulares congelarán el uso de HFC desde 2024.

Otras naciones en vías de desarrollo como: India, Pakistán, Irán, Irak y los estados del Golfo Pérsico no congelarán su uso hasta 2028.

China, el principal fabricante de HFC, no empezará a reducir su producción o uso hasta 2029.

India empezará la reducción incluso después. En 2032 se prevé que haga su primer corte de 10%.

“Es un día histórico con toda seguridad”, señaló Durwood Zaelke, miembro del Instituto para el desarrollo sostenible y la gobernabilidad (IGSD, por sus siglas en inglés: the Institute for Government and Sustainable Development), organismo que ha participado en las conversaciones del Protocolo de Montreal.

“Vinimos con la idea de conseguir la reducción de medio grado y nos vamos a ir de de Kingali con cerca del 90% de la modificación hecha”, indicó el experto.

Comprando tiempo

Si el acuerdo es implementando en su totalidad, marcará una gran diferencia en lo que respecta al calentamiento global.

Expertos estiman que para 2050 eliminará alrededor de 70.000 millones de toneladas de dióxido de carbono de la atmósfera.

“Los hidrofluorocarburos representan una amenaza inmediata a la seguridad climática debido a su creciente uso y al alto potencial de provocar el calentamiento global, que es miles de veces superior al del dióxido de carbono”, indicó Benson Ireri, consejero de alta jerarquía de la organización británica de ayuda humanitaria Christian Aid.

“Al acordar una reducción temprana de los hidrofluorocarburos, estamos comprando un poco más de tiempo para conseguir una economía global baja en carbón y para proteger a las personas más vulnerables del mundo”, añadió.

El mercado
Los partidarios insisten que el acuerdo alcanzado en Kigali se levantará sobre las bases sentadas por el acuerdo de París, el cual fue firmado por más 190 países en diciembre y que a inicios de noviembre entrará en vigencia.

También se ha resaltado lo conseguido por el Protocolo de Montreal, que en sus 30 años de historia ha permitido la eliminación de 100 gases fluorados.

La premisa es que una vez la regulación es aprobada, la industria rápidamente desarrolla alternativas.

“El mercado va a inundar a India y eso hará que ese país haga la transición mucho más rápido que lo que se han planteado”, señaló Durwood Zaelke.

“La eliminación gradual siempre ha conducido a una transición en el mercado, lo que conlleva a que los rezagados se sientan obligados a moverse al ritmo del mercado”.

Cuestionamientos

Pero algunos críticos de lo acordado indican que el compromiso podría tener un impacto menor al esperado.

Cuestionan las concesiones dadas a India y China, pues las mismas, en su opinión, han debilitado el impacto global del acuerdo.

De hecho, aseguran que el objetivo de reducir el calentamiento global en 0,5 grado quizás podría ni notarse.

“Ellos necesitaban llegar a un acuerdo aquí para que se viera como legado de Obama. Por eso la delegación de Estados Unidos ha sido muy agresiva en conseguir que China e India se sumen al acuerdo”, señaló Paula Tejon Carbajal de la organización no gubernamental Greenpeace International.

“Es un paso más hacia (la reducción del) 0,5 grado pero todavía no se ha logrado. Ellos dicen que el mercado trabajará para llevarnos allí, pero aún no estamos ahí”, añadió.

En las primeras horas del sábado hubo una cierta sensación de júbilo entre los delgados cuando se anunció el acuerdo.

“Es algo muy importante lo que sucedió”, indicó uno de los asistentes, “pero pudo haber sido más grande”.

Comments are closed.