Lo Peor y lo Mejor de la semana

El equipo de Fundación Terram selecciona lo que considera lo más positivo y lo más preocupante o negativo que ha acontecido en la semana que culmina.


Lo Peor

Ministro de Energía Avala Cuestionado Proyecto 

El proyecto hidroeléctrico del Alto Maipo, en principio tendría una capacidad instalada del orden de 500 MW y según la empresa estaría operativo el año 2019. Desde sus inicios el proyecto ha sido fuertemente cuestionado por miembros de las comunidades aledañas, que señalan que no han sido bien evaluados los impactos de estas centrales en los ecosistemas de la cuenca del Maipo, la cual además abastece de agua a la mayor parte de la región metropolitana.

A los cuestionamientos locales se sumarían instituciones internacionales que brindan apoyo financiero al proyecto como el Banco Mundial y el Banco Interamericano, a lo que se suman las denuncias de los propios sindicatos, que han señalado que existen graves problemas de seguridad.

Las dificultades del proyecto fracturaron la relación entre los socios motivando el retiro de Andrónico Luksic. Además, recientemente la empresa subcontratista CNM concluyó su relación con la empresa mandante debido a diversos problemas.

Esta situación, sumada a todas las anteriores, ha puesto en jaque el proyecto motivando que altos ejecutivos chilenos deban viajar a EE.UU a reunirse con los directivos de AES Gener, pues existen complicaciones financieras para continuar.

Con este escenario de fondo el Ministro de Energía Andrés Rebolledo, salió en apoyo del proyecto, a pesar de que el mismo reconoció que no es esencial para el abastecimiento eléctrico del país.

Ver noticia aquí Ministro sale a respaldar a Alto Maipo ante nuevas complicaciones

Lo Mejor

Informe Contraloría sobre autoridad en Puchuncaví-Quintero

Ver noticia completa

En octubre de 2011, un informe elaborado por el Ministerio de Salud alertó que 14 colegios de la zona de Quintero-Puchuncaví mostraban presencia de metales pesados como plomo, cadmio, níquel, cromo, arsénico y zinc, y ordenaba monitoreo permanente de la autoridad.

Seis años después dirigentes sociales de la zona pidieron a Contraloría que se pronunciara sobre “presunto abandono de deberes” por parte de las secretarías ministeriales de Educación y Salud de Valparaíso, en relación con el cumplimiento del oficio N° 1.448, de 2011.

Ante esto la Contraloría –junio de 2017– describe que las medidas adoptadas por las secretarías regionales ministeriales de Educación y Salud de la Quinta Región han sido maniobras pequeñas que en nada han ayudado a aminorar la carga de tóxicos que los estudiantes respiran, confirmando que la autoridad sanitaria no ha cumplido su rol de velar y cuidar a los niños de la zona, “Deberán informar a esta Contraloría Regional sobre sus resultados o estado de avance en un plazo de 60 días hábiles contados desde la recepción del oficio de Contraloría”.

Ver informe completo Contraloría – Junio 2017

La señal que entrega la autoridad en este caso es positiva, ya que resulta ser un respaldo para las comunidades, que hace años demandan solución a esta problemática, originada por altos niveles de emisiones contaminantes generadas por las empresas que se emplazan en la zona.

Etiquetas:

Comments are closed.