Alto Maipo: nueva alza de costos llevaría al proyecto a superar los US$ 3.000 millones

Trascendió que en paralelo AES Gener estaría buscando asesoría legal ante eventual racaso de las negociaciones por la iniciativa. Fuente: Diario Financiero, 2 de agosto de 2017


Todos los caminos que los involucrados en el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo podrían tomar para abordar la situación límite que enfrenta esta iniciativa, conducirían a un inevitable desembolso de recursos adicionales a los US$ 2.500 millones que ya cuesta. Y el cálculo que se hace en el mercado es que este sobrecosto podría rondar los US$ 500 millones e incluso escalar más allá si, tal como el lunes reconoció AES Gener, controlador de la iniciativa con el 93%, el fracaso de las diversas negociaciones que por estos días se están desarrollando termina afectando la continuidad del proyecto.

Esto porque la decisión de “bajar la cortina” de Alto Maipo, en ningún caso supondría el cese de los desembolsos, al menos por parte de la eléctrica de capitales estadounidenses, ya que la suspensión de las obras sigue requiriendo inversiones para la mantención de lo ya realizado, lo mismo que para completar la construcción. Respecto de los plazos que barajan para definir lo que sucederá con el proyecto, el gerente general de AES Gener, Javier Giorgio, comentó que se tomarán “el tiempo necesario para buscar una salida que viabilice el término de la construcción del proyecto. En paralelo, nuestros equipos están realizando sus mejores esfuerzos con miras a cuantificar y resolver los potenciales nuevos sobrecostos”.

El abandono del proyecto, en tanto, obligaría a diseñar un plan de cierre, con el objetivo de remediar las intervenciones realizadas en los distintos frentes de trabajo desplegados por los contratistas del proyecto: la austriaca Strabag, que tiene a su cargo el contrato principal, y el Consorcio Nuevo Maipo, que veía el resto de las obras y cuyo contrato fue suspendido por AES Gener en junio, lo que finalmente derivó en la compleja situación actual, cuyo último capítulo constituyó la declaración de default técnico a petición de los financistas de la iniciativa.

El 24 de julio, la generadora le informó a la SVS en respuesta a un oficio del 21 de julio, que el sindicato de bancos y las dos entidades multilaterales que están aportando parte de los recursos, le habían pedido reactivar las negociaciones que en marzo derivaron en el re-financiamiento del proyecto para cubrir el sobrecosto que alcanzaría hasta 22%. La revelación que la eléctrica hizo el lunes ante el regulador del mercado respecto del estado de la iniciativa, que considera la construcción de dos centrales de pasada de 532 MW en la zona del cajón del Maipo, no mencionó este punto.

Conocedores de este tipo de proyectos comentan que el costo de cierre o remediación de un proyecto de las características de Alto Maipo, que considera túneles o el depósito de materiales en distintas zonas, podría superar lo que ya se ha invertido hasta ahora, lo que según informó la generadora a la SVS en su caso asciende a US$ 536 millones (considerando una participación de 60% que ésta tuvo hasta mediados de marzo y su posterior incremento tras la salida de Antofagasta Minerales y la entrega de un 7% inicial a Strabag). Cifras como los US$ 3.000 millones que podría llegar a costar Alto Maipo contrastan con la estimación de inversión total que AES Gener tenía para este complejo en 2008 y que ascendía a US$ 800 millones. Esta cifra se fue corrigiendo a través del tiempo, hasta llegar a US$ 2.053 millones que fue el monto del crédito que suscribieron en 2013 y que fue revisado en enero pasado.

Negociaciones y avance real

Conocedores de la situación comentan que aunque Alto Maipo hace esfuerzos para buscar a un nuevo contratista que reemplace a CMN, también intenta que sea Strabag la que asuma la totalidad de las obras, opción que según trascendió ya fue descartada por la europea, que le habría comunicado a la eléctrica no estar en condiciones de asumir todo el sobrecosto del tramo que dejó CMN y que ha resultado más complejo que la parte que ellos ejecutan.

Las obras que por estos días ejecuta interinamente la propia AES Gener son importantes, explican en el sector, porque allí está la caverna de máquinas, que permite la primera caída de agua y la generación de energía, con los caudales que obtendrán del embalse El Yeso y las aguas provenientes de las lagunas Negra y Lo Encañado, en virtud del acuerdo con Aguas Andinas. Respecto de los recursos con que la sociedad cuenta para seguir desplegando las obras, mientras se mantienen congelados los fondos del financiamiento, Giorgio dijo que creen que “son suficientes para seguir con la construcción mientras negociamos con los contratistas”. Otras fuentes comentaron que un tramo superior de los túneles, en las zonas de El Volcán-El Yeso, estaría paralizado, disponiendo únicamente de personal de vigilancia.

De esta forma, se calcula que tres cuartas partes del trazado de túneles enfrentarían complicaciones, ya que hasta ahora se habrían completado casi 28 km de los 67 km que en total considera el proyecto, según lo que la propia empresa le habría informado a fines de junio a concejales de la zona. Esto, dicen en el sector, no equivaldría al 54,5% de avance declarado por AES Gener a la SVS, ya que ese porcentaje incluiría otro tipo de trabajos, como caminos, campamentos o recintos para maquinarias.

Asesoría legal

Otro tema que trascendió es que ante el escenario que se abre, con la opción de no poder prosperar con el proyecto, AES Gener estaría buscando asesoría legal para enfrentar los escenarios que se abrirían, aunque todo con miras a tratar de completar la construcción.

La arista que desató el default técnico

Una vez que se concretó la reestructuración de Alto Maipo, que implicó la salida de AMSA, el ajuste del contrato de la eléctrica con Minera Los Pelambres y la entrada de Strabag en la propiedad para conmutar los sobrecostos que tenía acumulados, corrió con fuerza el rumor de que no había ocurrido lo mismo con el otro contratista, porque su intención era retirarse del proyecto. Y no fue sino hasta fines de mayo cuando el quiebre se concretó dando origen a una disputa legal entre la sociedad Alto Maipo spa y el Consorcio Nuevo Maipo.

Según el relato que las constructoras Hochtief y CMC Di Ravenna hicieron en el marco de la medida precautoria que presentaron para frenar el cobro de US$ 73 millones en boletas de garantía, dieron cuenta de las razones de seguridad por las que interrumpieron su parte de las obras, lo que llevó a la eléctrica a poner término anticipado al contrato. “Era indispensable suspender la construcción del túnel por razones de seguridad, toda vez que existía un grave riesgo a la vida de los trabajadores si se continuaba la excavación”, plantearon.

Según sus análisis, continuar avanzando en los túneles bajo el método constructivo denominado TBM (Tunnel Boring Machine) traía riesgos por la fragilidad de la roca, no así la segunda posibilidad contemplada en el contrato, de perforación y tronadura, la que Alto Maipo consideró más lento, argumentando a su vez que no estaba demostrado el riesgo explicitado. Las firmas acompañaron extractos de informes que encargaron para demostrar los peligros de proseguir con los trabajos, como el elaborado por la empresa especialista DB Powell & Associates, que estableció que “hay zonas que estarán sujetas a un exceso de tensión y la falla puede ocurrir rápidamente. Esto causará una gran sobrecarga y, lo que es más importante, constituye un grave problema de seguridad ya que cualquier falla podría afectar a las áreas de trabajo de personal”.
Rebolledo dice que el sistema cuenta con holgura suficiente

El ministro de Energía, Andrés Rebolledo, se refirió ayer a la posibilidad de que el proyecto Alto Maipo, al que el gobierno le dio su apoyo explícito, se retrase o eventualmente no vea la luz.

Al respecto aseguró que si bien la iniciativa es importante para el sistema eléctrico, porque abastece en forma directa a la Región Metropolitana (el principal centro de consumo del país, con un volumen importante de energía), los cambios que ha experimentado el mercado eléctrico en el último tiempo -en materia de capacidad de generación disponible- hacen que haya “suficiente oferta de suministro eléctrico hoy día y sobre todo en perspectiva por las inversiones que están en curso”, precisó ayer. “Ellos (Alto Maipo) están todavía negociando con ese consorcio financiero, pero si finalmente no pueden seguir avanzando, desde la perspectiva del sistema eléctrico, quiero dar tranquilidad que esto no afectará los precios de ninguna manera”, planteó.

Acción perdió todo lo ganado en el año

AES Gener puso en duda el proyecto Alto Maipo el lunes una vez que el mercado estaba cerrado, es por ello que ayer los inversionistas reaccionaron a primera hora derrumbando el precio de la acción en la Bolsa de Comercio de Santiago. El papel de la eléctrica terminó 6,9% abajo, su peor jornada desde agosto del año pasado y su valor quedó en $ 224,03, borrando todo lo que había ganado en el año.

Al mismo tiempo, los departamentos de estudios de las corredoras dieron su impresión sobre el default técnico. En el caso de Banchile, destacaron que según sus cálculos US$50 millones de sobrecostos del proyecto Alto Maipo impactan en $ 4 al precio objetivo de $ 275 que le asignan actualmente.

Además, consideró que un retraso de seis meses en el cronograma del proyecto reduce en $ 3 lo proyectado para AES Gener. Mientras que en Bice sostienen que en sus valoraciones el proyecto no tiene valor agregado, “por lo que el impacto potencial en las valoraciones es limitado, siempre y cuando la empresa no aumente su inversión en el proyecto”. Sin embargo, añade que cualquier solución que implique nuevas inyecciones de Capex o condiciones de financiación más adversas “podrían tener un impacto negativo en las valoraciones”

J. Esturillo / L Gómez

Comments are closed.