Cientos de carpas aparecieron flotando en la Laguna de Aculeo

El fenómeno que influyó en la mortandad de peces se llama eutroficación. Fuente: Ultimas Noticias, 10 de noviembre de 2017.


Hay poco oxígeno y eso convierte al lugar en un pantano, explica doctor en Bioclimatología.

Es difícil acercarse a la Laguna de Aculeo. El terreno es pantanoso y los cientos de Cyprinus carpio , peces comúnmente conocidos como carpas, que amanecieron muertos este miércoles, contribuyen al desolado paisaje que logra verse desde el camino que rodea a las aguas. ‘Ya no queda ninguno de los turistas que hace 15 años disfrutaba de los campings a la orilla de la laguna. Solo quedan las vacas que pastan en lo que se transformó en tierra seca’, dice con nostalgia Cristián León, gerente general de la Corporación de Adelanto del Valle de Aculeo (CAVA).

Eduardo Silva, que hace 37 años vive en una casa que da inmediatamente a la laguna, comenta: ‘No se puede caminar por el borde porque te hundes en el fango, que tiene una altura de unos dos metros y medio. Es peligroso’.

Silva asegura que esta especie de hecatombe ecológica ha ocurrido antes.

‘El año pasado también murieron los peces y se van a ir acumulando entre dos y tres días. Seguramente mañana van a aparecer más’, dice el afligido lugareño. Agrega que las más de 1.500 vacas que, según él, las traen de otras comunas, han provocado desechos orgánicos. ‘Y en gran parte eso tiene que ver con la mortandad de los peces’.
La hipótesis

José Miguel Arriaza, seremi de Medio Ambiente de la Región Metropolitana, explica que primero tienen que tomar las muestras para determinar por qué murieron las carpas. Aunque se la juega por un teoría: ‘La actividad agrícola intensiva trae aumento de fósforo y nitrógeno, lo que hace que las algas crezcan y con eso diminuye la cantidad de oxigeno. Eso provoca que mueran los peces’.

Lo que cree Arriaza, pese a ser una especulación, no es para nada una idea descabellada. Así lo dice Fernando Santibáñez, académico de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile. ‘La falta de oxígeno suele provocarse por un fenómeno que se llama eutroficación y eso es algo sumamente peligroso para la fauna acuática porque es imposible que las especies vivan en un lugar así. La eutroficación es igual a zona pantanosa’, asegura el doctor en Bioclimatología de la Universidad de París VII.

¿Y qué es la eutroficación? Laura Farías, doctora en Oceanografía, explica que el concepto se relaciona con el crecimiento excesivo y anormal de la vegetación. ‘Cuando las condiciones de luz no son suficientes, hay que empezar a poner nutrientes. Esos nutrientes, que son el fósforo y el nitrógeno, pueden ser inorgánicos (fertilizantes) u orgánicos (de los desechos de las vacas y de los humanos)’, detalla la académica del Departamento de Oceanografía de la Universidad de Concepción.

Agrega que gracias a los nutrientes empiezan a crecer las microalgas y eventualmente producen oxígeno. Pero llega un punto en que las algas mueren, empiezan a descomponerse y cuando eso ocurre, consumen oxígeno.

‘Para que ocurra ese proceso de descomposición es necesario consumir el oxígeno del agua y ahí mueren los peces, ya que la cantidad de algas es mayor a la de los peces. La combinación perfecta para que ocurra esto es alta temperatura, luz, y nutrientes’, aclara Farías, que también es investigadora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia.

Pese al impacto de los peces muertos, Susana Bastías, geógrafa de la Universidad de Chile, afirma que hace por lo menos 20 años ocurre lo mismo. ‘Tengo registro desde que yo estaba en la universidad. Está la evidencia de que hay nutrientes provenientes de aguas servidas y de que la laguna está perdiendo oxígeno’, asegura la académica del Instituto Santo Tomás.
Camila Figueroa

Comments are closed.