Traslado de agua retirada del Seikongen enciende nuevamente la polémica

Foto referencial. Gobernación Marítima Castro.

Material saldrá en camiones desde Castro, lo que generó críticas del alcalde. Armada descartó riesgo de contaminación. Fuente: La Estrella de Chiloé. 30 noviembre de 2018.


Una de las últimas maniobras, el traslado del agua de mar retirada como parte del proceso de reflotamiento del wellboat Seikongen, hundido en Pilpilehue, encendió una nueva polémica.

Ello, luego que el alcalde de Castro, Juan Eduardo Vera (UDI), denunciara que la comuna podría estar en una «alerta ambiental», ya que el producto sería descargado en el puerto de la ciudad.

Sin embargo, desde la Gobernación Marítima de Castro se indicó que es un proceso que no reviste peligro para la comunidad y responde al plan de retiro de las aguas que se sacaron del barco como parte del reflote.

Pese a ello, el jefe comunal castreño insistió en que este es un hecho «lamentable» porque atentaría contra «nuestra comuna la cual estamos proyectando como territorio sustentable. Invito a la comunidad a estar en estado de alerta e informarse de esta posible grave situación».

Además, agregó que «se señala que descargarían 7 camiones diarios por 15 días para trasladar dichos desechos hacia Osorno».

Vera aseguró que tomará contacto con las autoridades medioambientales y políticas, para que se clarifique esta situación.

A través de camiones serán trasladadas a una planta de tratamiento a la Región del Biobío las cerca de 2 mil toneladas de agua que se encuentran en la plataforma Yagarfina en Pilpilehue, tal como lo explicó el gobernador marítimo de Castro, Héctor Aravena.

En este sentido, el oficial precisó que «efectivamente hay una maniobra que estaba pendiente de lo que es el hundimiento del Seikongen. Esta nave fue retirada de Pilpilehue, fue trasladada a Puerto Montt y fueron limpiadas sus bodegas».

Igualmente, sostuvo que «en paralelo y para terminar ese proceso, la empresa CPT debe retirar las aguas que estaban contenidas dentro del buque y que están abordo de una plataforma y que debe comenzar su proceso de retiro en los próximos días».

Aravena señaló que «lo que contiene esta plataforma es agua de mar que se sacó para poder reflotarlo, por lo tanto, aquí no es agua de las bodegas de pescado y además esas aguas contienen residuos naturales del agua de mar y algunas trazas de hidrocarburos de los espacios interiores».

15 días dura el plan presentado por la empresa, el que considera el traslado de siete camiones diarios, lo que podría comenzar la próximo semana, una vez que se cumplan las observaciones.

Al cierre de esta edición, la empresa no había emitido un pronunciamiento sobre el traslado del material y la polémica.

Los comentarios están cerrados.