La gran controversia por el plan regulador de El Quisco

El Plan Regulador Comunal (PRC) es el instrumento de planificación que contiene un conjunto de disposiciones sobre adecuadas condiciones de edificación, de espacios urbanos y de comodidad, en la relación funcional entre las zonas habitacionales, de trabajo, de esparcimiento y equipamiento. En la comuna de El Quisco, al igual que en otras ciudades en las que se lleva a cabo este proceso, no está ajeno a polémicas. Fuente: El Líder de San Antonio, 8 de agosto de 2022.


Un grupo de vecinos y vecinas de El Quisco se han opuesto tajantemente al nuevo Plan Regulador Comunal que se está desarrollando, y el que se pretende presentar al concejo el próximo 25 de agosto.

OPOSITORES

Leonardo Gómez es uno de los líderes y cara visible de quienes lo objetan. Se oponen al aumento de densidad propuesto para diversos sectores: «No queremos una comuna sobre-poblada, atestada de autos, de micros, y, por ende, de tacos; queremos un El Quisco tranquilo, el mismo que nos atrajo a esta comuna para vivir», dice.

EXPULSIÓN DE HABITANTES ORIGINALES

El nuevo PRC, a decir de los opositores, en lo que respecta a edificación en altura aumentará la cantidad de habitantes de manera acelerada, por consiguiente esta situación produciría la expulsión de habitantes originales de la comuna, ya que llegaría gente de mayores ingresos a las zonas costeras de esta. «No queremos quitarle a El Quisco el entorno verde, ese que hace imaginar que estarnos en el campo , aun cuando estemos en pleno Litoral Central; queremos seguir siendo El Quisco verde y ecológico», dice Gómez.

PÉRDIDA DE IDENTIDAD

En lo que respecta a la «identidad», los férreos opositores argumentan que se destruirá la identidad tradicional de la comuna: «Somos y seremos una comuna hecha de distintos pequeños barrios, cada uno con su personalidad propia; no queremos calles anchas que nos dividan y separen».

EL PREOCUPANTE TEMA DEL COMERCIO

Por otra parte, también apuntan al tema «comercio», y a las megatiendas: «Queremos un El Quisco a escala, que aliente al pequeño comerciante, al boliche, a los quioscos, y al negocio de la esquina, atendido por los propios quisqueños».

Otro de los puntos que critican los medioambientalistas es el tema de los pavimentos los que en invierno, y debido que las aguas lluvias, hacen colapsar la comuna, producto de los torrentes que se deslizan desde lo alto. También el crecimiento en altura preocupa y objetan los disidentes: «Es un crecimiento exorbitante, ya que de dos pisos pasaremos a ocho pisos, y más, ya que hay un crecimiento del 56% de hectáreas a urbanizar», alegan.

Y en cuanto a la participación ciudadana no quieren legitimar un plan —que a su juicio- le falta participación de esta: «Muchas de las opiniones de los barrios podrían no ser atendidas por la municipalidad, y el Plan Regulador podría ser aprobado por el concejo a puertas cerradas», plantearon sobre la opinión de los quisqueños.

ARQUITECTO URBANISTA

Gabriel Reyes Strapa es el arquitecto urbanista de la Municipalidad de El Quisco, quien es la cara visible ante la comunidad en lo que respecta al Plan Regulador Comunal. Lleva más de veinte años ejerciendo su profesión en el popular municipio.

PRC DESDE 1994

Cabe señalar que el último Plan Regulador Comunal data de 1994, por lo que es mucha el Agua que ha pasado bajo el puente en estos 28 años; la comuna creció (desordenadamente), y en menos de veinte años duplicó su población. No sólo la duplicó sino que a decir de este profesional, El Quisco tiene (sin considerar temporada estival) una población flotante, que sumada a la residente da un promedio de 35 mil personas, con todos los problemas que acarrea. «El PRC norma de acuerdo a la declaración preexistente» , afirma, ante declaraciones de medioambientalistas que se oponen al nuevo plan: «Creo que es por desconocimiento».

¿DESAPARECERÁ PUNTA DE TRALCA?

Reyes se defiende, ante aseveraciones que dicen que desaparece Punta de Tralca, la quebrada de Córdova, y otras tantas – tan de moda por estos días, diciendo que son las llamadas «fake news».

Aclara una serie de puntos ante afirmaciones de terceros: La propuesta de planificación no admite edificios de 12 pisos, tampoco admite construcción en altura en el borde costero: «La mayor altura posible admitida es de seis pisos, que pueden aumentar hasta ocho, aplicando el incentivo de consolidación de áreas verdes». Y agrega: «El 78% de la superficie urbana tiene un límite de máximo de tres pisos de edificación, y el 18,8% de la superficie urbana tiene un límite máximo de cuatro pisos, aumentables a cinco, si se aplican a cinco los mismos incentivos que he señalado, o incentivos de proyectos de viviendas sociales».

QUEBRADA PINOMAR

Asimismo —dice el profesional- la propuesta crea 125,92 hectáreas de parque urbanos, de los cuales, 38,79 hectáreas se encuentran en el borde costero: «La quebrada Pinomar se conserva como tal, aumentando su área reconocida como quebrada respecto del PRC vigente».

EL TOTORAL

En lo que respecta a El Totoral este fue dejado fuera de su ámbito de intervención, como resultado del proceso participativo de la formulación de la Imagen Objetivo del Plan en desarrollo. Y para Punta de Tralca se propone un parque urbano en el borde costero de 12,84 hectáreas.

PIEDRA DEL TRUENO

«La Piedra del Trueno es parte de la zonificación como playa, por cuanto tampoco se pierde», advierte. Y la quebrada de Córdova, así como los sectores que cuentan con declaratorias de resguardo, se reconoce como tal: «Agregaremos parque urbano en parte de su extremo norponiente, con lo que tampoco se pierde».

«Hay personas que reproducen afirmaciones que no corresponden a la propuesta de planificación territorial, la que se ha desarrollado con la participación ciudadana en todas sus etapas, con un registro de más de 1.400 participantes», deja en claro Gabriel Reyes.

CONSULTA INDÍGENA

Cabe destacar que en este proceso el alcalde José Jofré ha dispuesto que se realice una consulta indígena. En todo caso, la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) ha informado que en la comuna de El Quisco no existen tierras en esa calidad como tal.

-¿Cómo norma un PRC?
-Norma en consecuencia a declaratoria existente. Si hay una zona típica, como la hay, yo tengo que normar con todas las herramientas del plan, para que se ajuste y dé lugar a que se propicie la norma. Lo otro que se norma es el uso de suelo, que afecta lo medioambiental; si yo permito industrias, aeropuertos, y si permito viviendas; y de qué características, éstas. El PRC no tiene normativa ambiental respecto a su espectro de declaratoria. Un plan tanto afecta el medio ambiente que la ley dice que el primer paso para hacer uno es tener una imagen normativa ambiental. El ministerio sólo valida tu propuesta cuando revisa tu plan y dice que es razonable lo que se está proponiendo, como objetivos medioambientales trazados.

-¿Qué es lo mejor de este Plan Regulador que proponen, a su juicio?
-Lo primero y lo general es que actualiza el vigente, ya que este le está haciendo mucho daño, porque las personas extras y fuera de normas se empiezan a instalar en todos lados. Actualiza en términos normativos que antes no existía; ahora hay parques urbanos. Este plan mete los incentivos que genera una diferencia para los efectos de verde. Tiene una planificación más precisa, más detallada y específica, ya que vienen normativas que lo admiten. Está hecho con precisión de lugares. Las quebradas, por ejemplo no son una mancha de alguien que las hizo a mano, sino que están reconocidas por sus curvas de nivel; las quebradas crecen en su definición de área verde, porque son precisas; se reconocen todas las que no se reconocían antes.

-Pero se dice que ustedes están sumando como áreas verdes a quebradas ya existentes.
-(Ríe) El plan regulador vigente reconoce como zona de área verde varias de las quebradas, pero no las reconoce todas, sobre todo a los ramales pequeños de las grandes quebradas, y esto significa que se han tapado muchas quebradas. El nuevo PRC reconoce con más precisión las quebradas, y agrega lo que no estaba reconocido.

«Cuando nosotros decimos que el plan propone más áreas verdes, como creció el límite urbano hay más espacios para proponer áreas verdes. Pero además en varias se define «zona parque», lo que significa que el propietario se lo debe vender al municipio, y habrá que abogar para que el parque sea un parque natural. Objetivamente el plan agrega áreas verdes.

1 Comentario

  1. Débora dice:

    La zona costera ya está sobrepoblada y es muy bueno que se actualicen todos los PRC de la región ya que hay mucha permisibidad en las construción inmobiliarias. Se está perdiendo mucho patrimononio natural como biodiversidad de especies endémicas en quebradas o acantilados y sitios culturales arqueológicos no protegidos. Más participación ciudadana pero vinculante serpia lo mejor si se habla tanto de democracia. El Quisco lo está haciendo mucho mejor que otras comunas como Algarrobo donde el proceso está estancado y viciado. MI humilde opinión.