Greta Thunberg: “No estoy segura si quiero reunirme con Trump, no creo que él escuche”

‘Me encantaría ir a Chile un día, pronto. Pero como no vuelo por el enorme impacto climático de la aviación, tardaría un poco en llegar allí’, aseguró también la joven activista de 16 años. Fuente: La Tercera, 22 de mayo de 2019.


‘¿De qué sirve estudiar para el futuro si ese futuro parece que no va a ser?’, fue su reflexión. Y le bastó apenas una pancarta pintada con su propia letra, con la frase Skolstrejk för Klimatet (huelga escolar por el clima), para convertirse tempranamente en una activista que inspira a miles de jóvenes en todo el mundo. Su nombre: Greta Thunberg. Con apenas 16 años, esta adolescente sueca se ha propuesto luchar contra el cambio climático y por la supervivencia del ser humano. Y en solo nueve meses ha logrado erigirse en todo un símbolo de la causa. Hija de una cantante de ópera y un actor, el punto de inflexión en la mirada de Greta sobre el mundo ocurrió a los 11 años, cuando cayó en una depresión, dejó de hablar y de comer. En la escuela habían proyectado un documental sobre el cambio climático que no la dejó indiferente, la volvió preocupada y pensativa. Unos meses después fue diagnosticada con el síndrome de Asperger.

El fenómeno global en el que se ha convertido Greta comenzó a gestarse el 20 de agosto de 2018, cuando se sentó sola delante del Parlamento sueco para iniciar una huelga hasta que el gobierno cumpliera con el compromiso de recorte de emisiones del Acuerdo de París contra el cambio climático. Al comienzo, la protesta duró tres semanas. Más tarde, para evitar que la iniciativa perjudicara su rendimiento escolar, Thunberg pasó a hacer huelga solo los viernes. Ese sería el embrión del movimiento Friday’s for future, el mismo que el pasado 15 de marzo congregó a 1,6 millones de personas en marchas por el medio ambiente en 133 países. Una jornada que se repetirá este viernes. Tras una reciente gira por Europa, Greta accedió a responder un cuestionario enviado por La Tercera donde entrega más detalles de su cruzada global por el cambio climático.

¿Qué te inspiró a liderar este movimiento de huelgas escolares contra el cambio climático? Sentí que tenía que hacer algo. Miré a mí alrededor para ver si había alguna organización a la que unirme. Mis padres dijeron que debía haber muchos otros niños preocupados por el clima como yo. Pero no hallé a nadie, así que decidí hacerlo por mí misma.

¿El tener síndrome de Asperger te ayudó a percibir de manera distinta la crisis climática? Tengo el síndrome de Asperger y creo que me ayuda a ver el mundo de una manera diferente. Creo que puede darte un pensamiento innovador. Todos los demás vieron las mismas películas sobre el cambio climático en la escuela como yo lo hice. Y a todos les importaba y pensaban que era terrible. Pero luego todos pudieron dejarlo atrás, pero yo no pude. Me sentí muy sola en eso y luego me deprimí mucho. Dejé de comer y dejé de ir a la escuela. Después de unos pocos años, cuando me sentí mejor, decidí actuar. Y si hubiera sido como la mayoría de los demás, habría buscado la compañía de otros y probablemente me hubiera unido a un grupo. Pero como no me gustaba hablar con otras personas, decidí hacerlo por mí misma. Así que sin mi autismo nada de esto hubiera sucedido. Has dicho que tu síndrome de Asperger te ayuda a ‘no creer en mentiras’.

¿Cuáles son las principales mentiras que has enfrentado desde el comienzo de tu campaña? Sí, cuando me di cuenta de la crisis climática era una cosa muy gradual. Ahora veo las mentiras por todas partes, por supuesto. Los políticos dicen que están tratando de hacer todo lo que pueden. Las compañías que dicen que serán ‘carbono neutral’ en un par de años. Las aerolíneas dicen que podemos compensar las emisiones de nuestros vuelos. La industria cárnica dice que matar animales es bueno para el medio ambiente. La industria de los biocombustibles dice que podemos quemar los cultivos o la madera como combustible de manera sostenible. La industria forestal dice que es bueno cortar árboles porque plantarán otros nuevos. Y, básicamente, se está mintiendo sobre todo para que podamos continuar con el negocio como de costumbre.

¿Y crees que puedes cambiar la mentalidad de los políticos? No creo que pueda cambiar nada. Pero juntos podemos cambiar todo. Incluso las mentes de algunos políticos. Pero no todos.

¿Estás interesada en reunirte con Donald Trump? No estoy segura si quiero reunirme con Trump. No puedo ver que haría eso. No creo que él escuche. Solo digo lo que los científicos están diciendo y, por lo tanto, él obviamente lo ha escuchado antes. Y no creo que a él le importe.

¿Qué sabes sobre el impacto del cambio climático en Latinoamérica? Sé que el Amazonas es una de las claves. Debe ser restaurado y dejado solo si queremos tener una oportunidad. Pero con el nuevo Presidente brasileño las cosas no se ven bien. También he leído mucho sobre las inundaciones en Colombia y Perú que son el resultado de la crisis climática. He leído sobre el derretimiento de los glaciares en los Andes y las sequías en Bolivia, que amenazan el suministro de agua, etc. Muchas de las personas que ahora están siendo afectadas directamente por la degradación del clima son las personas pobres en América Latina que no pueden pagar una vivienda adecuada o hacen ajustes para enfrentar las amenazas de la emergencia. Estas personas tienen una pequeña huella de carbono y, básicamente, no han hecho nada para causar el problema. La mayoría de las personas en el mundo no están viviendo fuera de los límites sostenibles. Somos nosotros en el norte global a quienes hay que culpar por esto. Y se establece claramente en el Acuerdo de París que debemos ir primero y asumir nuestra responsabilidad. Pero esta discusión no existe hoy en día. Estas injusticias deben resolverse si queremos evitar el colapso climático. Chile será el anfitrión de Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP25) en diciembre.

¿Te gustaría asistir a este evento? Me encantaría ir a Chile un día, pronto. Pero como no vuelo por el enorme impacto climático de la aviación, tardaría un poco en llegar allí… Así que con la escuela, creo que sería imposible asistir a la COP25. Desafortunadamente.

¿Qué conoces de Chile? Sé un poco. Sé que es extremadamente largo y, por lo tanto, las variaciones en el clima son enormes. La naturaleza es muy hermosa. He leído sobre las enormes plantas de energía solar en el desierto. He visto que las huelgas escolares han sido enormes. Algunas fotos de Santiago son realmente maravillosas.

Los comentarios están cerrados.