Sequía lleva al MOP a recargar acuíferos en regiones golpeadas por el déficit hídrico

Foto: Publimetro.

El Ministerio de Obras Públicas busca reponer el agua que se toma de las reservas subterráneas, acelerando la captación de precipitaciones. Fuente: El Mercurio, 14 de octubre de 2019.


Tras diez años de una sequía que no da tregua, la necesidad de proveer agua a las zonas más afectadas ha llevado al Gobierno y a los privados a tomar medidas que antes hubieran parecido excesivas.

Y es que con seis regiones declaradas con emergencia agrícola, la idea de construir una carretera hídrica que cruce la zona central, o de inyectar agua a las reservas subterráneas de las regiones donde el déficit hídrico extrema sus consecuencias, comienza a aparecer como alternativa necesaria.

Recientemente, de hecho, el Ministerio de Obras Públicas dio inicio a los primeros proyectos piloto de infiltración de acuíferos en las regiones de O’Higgins y Valparaíso.

La idea es inyectar aguas superficiales de lluvias y riego, sobre todo en invierno, a bolsones de aguas subterráneas de las que se abastecen muchos agricultores.

Así, el primero de estos planes, a cargo de la Comisión Nacional de Riego (CNR), se denomina ‘Piloto de Recarga Artificial de Acuífero, cuenca del río Cachapoal’, y está en ejecución desde agosto de este año en Coltauco, en O’Higgins, específicamente en la Escuela Agrícola San Vicente de Paul. Esto, con un presupuesto de $238 millones.

El fin es diseñar, implementar, evaluar y monitorear un plan piloto de recarga artificial a los acuíferos, en el contexto de un proyecto de riego, con el objetivo final de ampliarlo a las otras zonas golpeadas por la sequía.

‘Hay distintas técnicas de infiltración, una es hacer un pozo profundo, llegar al acuífero y por ahí echarle agua desde el invierno, para ocuparla en los meses de verano, que es cuando se requiere para la producción agrícola’, explica Juan José Retamales, coordinador regional de la CNR de O’Higgins.

Agrega que ‘la otra técnica es la que vamos a hacer acá, que es por una ‘balsa’, que es similar a un tranque, pero a diferencia de este último no está sellada, por lo que el agua se filtra hacia el acuífero’.

El especialista comenta que una gota de agua que está arriba en esta ‘balsa’ demoraría en llegar al acuífero aproximadamente 60 horas, y que considerando que ‘el piloto que nosotros tenemos es de media hectárea, pensamos —porque todavía no tenemos resultados— que debería absorber 10 litros por segundo, lo que sería espectacular’.

Retamales afirma que ‘hasta el momento, tenemos determinado que todo lo que se produce en la región y la cantidad de acuíferos que conocemos, nos alcanzan para siete años de producción completa’.

Así, la iniciativa busca, mediante una técnica de infiltración de acuíferos, recargar las napas subterráneas para mejorar los rendimientos de los pozos y mejorar la capacidad de riego.

Otras iniciativas

El segundo proyecto de este tipo, que maneja la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), corresponde al Plan Aconcagua, que implica la construcción de obras de recarga de acuíferos en cerca de 50 hectáreas en los sectores de Curimón, Puente del Rey y Llay Llay, con una inversión de $250 millones.

La CNR participa, además, en el Proyecto de Recarga de Acuíferos en la cuenca del río Elqui.

Adicionalmente se creó una mesa participativa con servicios públicos del área —CNR, DGA, MDS, Indap y Corfo— y se dispuso recursos de la Ley de Fomento al Riego para obras de infiltración que permitan almacenar agua.


Publicado en: Resumen de prensa

Etiquetas: Destacado Megasequía mop sequia

Los comentarios están cerrados.