Oposición afina interpelación a ministra Schmidt y se divide frente a opción de citar a Isabel Plá

A la acusación se suman los cuestionamientos al proyecto contra el cambio climático que La Moneda ingresó el pasado jueves a la Cámara Alta, que asigna responsabilidades específicas para la implementación de medidas de mitigación y adaptación que ayuden a contrarrestar la emergencia climática actual. Fuente: Biobío Chile, 13 de enero de 2020.


Tres interpelaciones se llevaron a cabo la semana pasada en la Cámara de Diputados. A la ministra del Trabajo, María José Zaldivar; al de Salud, Jaime Mañalich; y al titular de Hacienda, Ignacio Briones.

En tanto, mañana martes se llevará a cabo la última ronda del paquete de interpelaciones, que recaerá sobre la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien fue citada por la Cámara Baja para hablar sobre el rol negociador de Chile en la cuestionada COP 25 y también por la negativa del Gobierno de firmar el Acuerdo de Escazú.

En definitiva, se trata de una serie de procedimiento que la oposición pudo llevar a cabo gracias a la mayoría que ostenta en la Cámara de Diputados. Sin embargo, ni siquiera en las huestes contrarias al Gobierno los comentarios son del todo positivos respecto a los procesos que se llevaron a cabo.

El jefe de bancada del PPD, Ricardo Celis, enfatizó que la interpelación es una buena instancia para dialogar con el Gobierno, pero que, al realizar tres seguidas, se pierde la opción de sacar resultados en limpio.

“Esta semana tenemos la interpelación a la ministra de Medio Ambiente, pero es la única que hay, entonces parece una cuestión más razonable. Pero hacer un tren toda la semana de interpelaciones, creo que es un motivo de aprendizaje que no se debiera repetir”, señaló.

A contramano, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, Félix González (Partido Ecologista), será el encargado de interpelar a la ministra Schmidt y aseguró que es debido a la cercanía del Gobierno con el mundo empresarial que su gestión ha sido deficiente.

“Este es un Gobierno proempresarios. Y no se pueden resolver los problemas ambientales si no se tocan intereses privados. Por eso es que la gestión de este Gobierno, en materia medioambiental, ha sido poca. Porque no se atreven o no quieren tocar intereses privados. Lo que pasó en la COP25 también es una muestra de eso. Este Gobierno va a tener que entender que tiene que proteger a las comunidades y no a los empresarios”, aseguró.

A ello se suman cuestionamientos al proyecto contra el cambio climático que La Moneda ingresó el pasado jueves a la Cámara Alta, que asigna responsabilidades específicas para la implementación de medidas de mitigación y adaptación que ayuden a contrarrestar los efectos de la amenaza del calentamiento global en el país.

Isabel Plá en la mira

En tanto, Celis puso en duda su apoyo a una eventual interrogación a la ministra de la Mujer, Isabel Plá. “En lo personal, dudaría mucho en colocar mi firma para interpelar a la ministra Plá si es que no nos damos el tiempo de terminar con lo que estamos haciendo en Medio Ambiente”, remarcó.

Una interpelación a la ministra Plá que de momento está siendo impulsada desde sectores del Frente Amplio y el Partido Comunista. La diputada de este último partido, Karol Cariola, apuntó contra la secretaria de Estado por no defender a las mujeres durante las manifestaciones en el país.

“Durante todo este proceso de movilización, ha habido evidentemente situaciones tremendamente complejas de vulneración a los DDHH, las que han estado también enfocadas hacia las mujeres. Sabemos de abusos sexuales que se han provocado por parte de Carabineros en las comisarías y la ministra de la Mujer no ha jugado un rol activo”, acusó.

¿Manotazo institucional o interpelaciones respetuosas?

En tanto, en el oficialismo hay diversas miradas en torno a las interpelaciones llevadas a cabo durante la semana pasada. El senador de la UDI, Iván Moreira, aseguró que “la izquierda, lo que está haciendo es dar un manotazo institucional para destruir las instituciones en nuestro país”.

En tanto, el presidente de RN, Mario Desbordes, le quitó dramatismo al uso de esta herramienta, señalando que fue su propio sector el que impulsó la realización de los interrogatorios.

“Yo prefiero una interpelación, como las que se vieron durante la semana, respetuosas, con ministros demostrándole al país lo que se está haciendo a esta pelea permanente en los medios de comunicación, descalificaciones, etc, y ni hablar de las acusaciones constitucionales completamente injustas que se han presentado”, subrayó.

Hasta la fecha, además de las interpelaciones, La Moneda ha enfrentado tres acusaciones constitucionales tras el estallido social: la primera, contra el exministro del Interior, Andrés Chadwick, que fue aprobada; luego contra el presidente Sebastián Piñera, la cual quedó entrampada en la cuestión previa; y actualmente está en curso un proceso en contra del intendente de la región Metropolitana, Felipe Guevara. Sin contar que previamente la oposición también impulsó, sin éxito, una acusación contra la titular de Educación, Marcela Cubillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *