Chiloé: trabajadores salmoneros solicitan suspender actividades por aumento de casos activos de COVID-19 en la zona

Foto: Agencia UNO.

En Quellón, al sur de la Isla Grande de Chiloé, se mostró un alza 199 casos activos en una semana, un incremento de un 54% de enfermos con COVID-19. Fuente: El Desconcierto, 17 de enero de 2021.


En Chiloé, trabajadores del rubro salmonero solicitaron suspender las operaciones de manera temporal, debido a un brote de casos por COVID-19 en el lugar. En Quellón, al sur de la Isla Grande de Chiloé, se mostró un alza de un 54% de casos activos de COVID-19, en comparación a los siete días pasados. Trabajadores, la municipalidad y el diputado Gabriel Ascencio llamaron a que la industria suspenda sus operaciones de manera temporal, para ayudar a bajar los casos activos.

A esto, se le han sumado varias voces que solicitan que las plantas salmoneras paralicen su producción, para así ayudar a contener los contagios, según informó este domingo La Estrella de Chiloé.

Gustavo Cortés, presidente de la Federación de Trabajadores del Salmón de Quellón (Fetrasal) sostuvo a La Estrella de Chiloé que “no se le está pidiendo que paralice definitivamente, sino que 14 días para ayudar a darle un respiro a la comuna, pero tampoco queremos que exista una repercusión monetaria para los trabajadores”.

El alcalde de Quellón, Cristian Ojeda, afirmó por su parte al citado medio que el concejo municipal tomó la decisión de interponer un recurso de protección en favor de los trabajadores de la industria del salmón. “Tenemos muchos brotes de las plantas de proceso y por eso hay también una preocupación que también han transmitido dirigentes y trabajadores de esta actividad que es importante en la comuna”, expresó el alcalde. Además, el jefe comunal sostuvo que “por lo tanto, el concejo ha determinado eso para que así se hagan los resguardos, pero también las instituciones que fiscalizan hagan también su trabajo”.

A este llamado también se sumó el diputado Gabriel Ascencio, quien aseguró al mismo medio que «estamos viviendo una situación muy compleja, y si todos estamos haciendo sacrificios, entonces la salmonicultura debe hacer los mismos esfuerzos para que sus trabajadores no se contagien y no tengamos que seguir sufriendo muertes, sobre todo al sur de la isla».

SalmonChile, por su parte, emitió una declaración pública, donde hizo un llamado a crear una mesa amplia transversal para abordar la situación en Quellón y Chiloé. Asimismo, el gremio también aseguró que “como industria de alimentos y esencial, seguiremos reforzando todos nuestros estrictos protocolos, aportando además con otras medidas de prevención para las comunidades, a través de cuadrillas de sanitización de espacios públicos, entrega de kits sanitarios y otras instancias que permitan contribuir al control de los contagios”.

Los comentarios están cerrados.