Sed insaciable: Cómo el carbón consume y contamina nuestra agua

Uno de los recursos naturales más escasos del planeta, el agua segura, barata y accesible, está siendo amenazada por la industria del carbón. Enormes cantidades de...


cartilla_3_espanol

Uno de los recursos naturales más escasos del planeta, el agua segura, barata y accesible, está siendo amenazada por la industria del carbón. Enormes cantidades de agua potable son utilizadas y contaminadas durante la extracción, el transporte y la generación de energía de carbón. Una típica central en la India utiliza suficiente agua en sólo un año como para satisfacer las necesidades básicas de agua de casi 700.000 personas. A nivel global, las centrales a carbón consumen alrededor del 8% de nuestra demanda total de agua. La insaciable sed de agua del carbón es particularmente preocupante dado que algunos de los principales países productores y consumidores, incluidos India, China, Australia y Sudáfrica, ya se enfrentan a escasez de agua y están actualmente planificando enormes aumentos de sus industrias de carbón.

El carbón es también una de las principales fuentes de polución. Cada una de las etapas del ciclo de vida del carbón contamina el agua con metales pesados y otras toxinas a niveles que dañan de manera significativa a los seres humanos y la vida silvestre. La exposición a esta sopa de tóxicos ha aumentado los índices de malformaciones genéticas, enfermedades y muertes prematuras. Los impactos en la vida silvestre son similares. Con frecuencia indetectables a simple vista, y no visibles para el gran público, los contaminantes del ciclo de vida del carbón son una amenaza soterrada para nuestra salud y medio ambiente.

Descargar pdf texto completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.