Armada estudia protocolo de eventos críticos en Plan de Descontaminación

Foto: Claudia Pool.

Acción se implementaría en 15 días más en la Bahía de Quintero y busca suspender emisiones contaminantes de buques. Una de las medidas sería detener trasvasijes mientras dura alerta. Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 17 de junio de 2019.


A casi tres meses de la puesta en marcha del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PDA) para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví, que fue aprobado el 31 de marzo de este año, la Armada ejecuta diversas acciones en la bahía de Quintero para fiscalizar el control de las emisiones contaminantes, principalmente de buques nacionales e internacionales. En este sentido y tal como mandara la nueva herramienta medioambiental en su artículo 38, la Armada confirmó el trabajo de inspección que realiza a las embarcaciones, lo que está regulado hace años por convenios internacionales y aseveró que trabajan en un protocolo para episodios críticos, acción que dispone el PDA para condiciones adversas de ventilación.

En este nuevo protocolo, según explicó el gobernador marítimo de Valparaíso, Juan Gajardo Romero, se aplicarían medidas de resguardo en la bahía, en donde se estaría analizando la posibilidad de suspender los trasvasijes mientras dure la alerta dada por las autoridades sectoriales. «Siendo parte de los organismos del Estado que van a controlar esto, la Armada va a disponer de un protocolo que va a contribuir o ayudar a tener mayor efectividad en el lapso que se decreten los episodios críticos, que es lo que interesa. Esto es para contribuir en los episodios críticos (…), algo hay que hacer con el buque porque no está solo, está con una interfaz con la instalación portuaria y hay que conversar cómo va a hacer el protocolo, porque se puede cortar el bombeo (de algún combustible) hasta fiscalizar, pero el buque, como tal, está controlado», aseveró Gajardo.

Las personas que participan de la definición del protocolo son personal de nivel local de la autoridad marítima, apoyadas por dos direcciones técnicas: la Dirección de Seguridad y Operaciones Marítimas (Dirsomar) y la Dirección de intereses Marítimos y Medio Ambiente Acuático (Dirinmar). Los cambios a los funcionamientos dentro de la Bahía de Quintero ante episodios críticos están siendo estudiados y se está analizando la mejor opción, en un plazo de 15 días, para que el protocolo esté terminado.

Suspender trasvasije

Dentro de las características de la nueva herramienta de la Armada se está viendo la posibilidad de suspender el trasvasije de combustible de las embarcaciones, lo que haría directamente la persona encargada de supervisar la descarga y la carga de combustible en la zona, quien se denomina «Loading Master» .

«Por ejemplo, estamos viendo que se va a actuar sobre la persona que tiene que ver con la transferencia de los productos, cuando están descargando o cargando. Cuando los buques traen productos a los terminales se va a apuntar el protocolo a una acción sobre el Loading Master», afirmó el gobernador marítimo. Si existe un episodio crítico, aclaró Gajardo, se tomarán acciones «dependiendo de quiénes estén en actividad» en la Bahía de Quintero. Precisó que existe la posibilidad de que se «pudiera llegar en algún momento, en ese lapso (de episodios críticos), a no seguir descargando o cargando un combustible como acción contribuyente a la situación para no emanación de gases».

El episodio crítico definido en el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para Concón, Quintero y Puchuncaví, según estipula el plan, tiene tres etapas en relación a la criticidad. Ésta va a definir las acciones a implementar en la bahía. En definitiva, dijo Gajardo, «tendrá que haber un acuerdo. Una vez que se definan ciertos detalles hay que organizarlo con los otros organismo del Estado y aplicar las medidas». La posibilidad de cierre de la bahía, en tanto, fue descartada por Gajardo, quien explicó que el ingreso de nuevas embarcaciones ante episodios críticos significan un aporte menor respecto a los compuestos: dióxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de azufre (S02) Sin embargo, en relación a los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) la autoridad marítima precisó que «se tiene que ver la situación referente a qué tipo de operación esté haciendo la embarcación».

Esto, porque «estos compuestos sí están asociados a las caigas y ahí se tiene que ver con mayor rigurosidad porque la carga o descarga de hidrocarburos libera ciertos gases. Debe existir una relación de qué control se está teniendo en tienes y qué control se está teniendo en el mar. Si es a la inversa y el Terminal está enviando combustible, el manejo de esa atmósfera es la que el buque también tiene. Para eso existen protocolos y manuales que están aprobados», recalcó Gajardo.

Control y fiscalización

Desde que entró en vigencia el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica en la zona, la Armada ha realizado 38 inspecciones a naves de bandera extranjera y 12 fiscalizaciones a embarcaciones nacionales que operan en la bahía. Las fiscalizaciones son parte del control que siempre ha existido, dado el compromiso internacional al Convenio internacional para Prevenir la contaminación por los buques MARPOL 73/78. Con el plan, afirmó Gajardo, «el cambio es que vino a definir episodios críticos y por lo tanto, es ahí donde nosotros tenemos que lograr una efectividad para que no afecte y no contribuya con efectos de gases a la contaminación atmosférica de Quintero y eso no lo define la autoridad marítima, es el mismo plan que dice que hay una resolución que emite el intendente en base ala poca ventilación del momento».

En tanto, en relación al articulo 38 del PDA, se determina que «la Armada controlará las emisiones de los buques en base a lo que estipula el convenio internacional en esta materia. Este convenio (MARPOL) es un libro que tiene una serie de anexos y en el número 6 habla de las emisiones de gases de los buques. Los que están referidos a los NOx están controlados en los buques mercantes en viaje internacional y nacional», dijo Gajardo. Bajo este sistema de convenio internacional existen los inspectores del Estado Rector del Puerto, que en todos los puertos principales fiscalizan.

Gajardo precisó que «a los buques de bandera extranjera se le hacen una sede de inspecciones, se le piden los certificados que acreditan el cómo fue construido, cuál es su mantenimiento y también cuál es el control asociado con el S02». El dióxido de azufre «tiene sus diferentes disposiciones, como por ejemplo dónde hizo el combustible». La Armada, en el plan de descontaminación, asumió el compromiso de realizar el 100% de fiscalizaciones a las naves nacionales, el 100% de inspección a naves extranjeras que traigan COVs e incrementar en un 25% las visitas inspectivas.

Varamientos de carbón en la bahía

• Este viernes 14 de junio se cumplió un año de la resolución del primer sumario de la Armada en torno a los varamientos de carbón en la playa de Ventanas, en Puchuncaví, que apunta como responsable a la empresa Aes Gener. El proceso está en fase final y prontamente habría una resolución. Actualmente, dijo Gajardo, «se continúa en la etapa probatoria, en la cual el responsable, haciendo uso de su derecho, está buscando los soportes técnicos para demostrar una simulación que indicaría que habrían otras empresas que aportan».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.