SMA formula cargos y fija millonaria multa a AES Gener por incumplimientos en termoeléctricas de Puchuncaví

Foto: Archivo Terram.

Se identificaron cuatro observaciones entre los años 2016 y 2018, dos de ellas graves. Privado afirma que ha subsanado gran parte de las medidas. Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 3 de octubre de 2019.


Después de diversas fiscalizaciones realizadas entre los años 2016 y 2018, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló cargos a la empresa aes gener S.A. por incumplimientos en las faenas de la termoeléctrica ubicada en la localidad de Ventanas, comuna de Puchuncaví.

Según estipula el documento de 20 páginas, el ente fiscalizador fijó cuatro observaciones a la firma, dos de ellas de carácter grave y dos de carácter leve, por lo que la empresa tendría que pagar -de no subsanar las observaciones- una multa total de 12.000 UTA (Unidad Tributaria Anual), equivalente a $7.088.976.000.

Además, la empresa arriesgaría la no renovación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), incluso la clausura, debido a que las observaciones de la SMA dan a conocer una situación que podría conllevar riesgos para la salud de la población.

OBSERVACIONES

La primera observación grave detectada por la SMA dice relación con «el incumplimiento de lo dispuesto en el Plan de Acción Operacional (antiguo) Central Nueva Ventanas», donde detectó que entre los años 2016 y 2018 hubo un periodo crítico de dióxido de azufre (SO2) a nivel de una alerta. aes gener, expuso la Superintendencia, «no cumplió con su obligación de ajustar gradualmente el nivel de operación de equipos de abatimiento con feedback de emisiones».

Esta obligación, afirma la SMA, también fue incumplida en días de «advertencia ambiental», en distintos periodos de los años 2016, 2017 y hasta junio de 2018. Además, detectó una superación de los niveles máximos de presión sonora en la planta, alcanzando excedencias de hasta 10 decibeles en horario nocturno en 2016 y 2017.

Como una de las observaciones leves, en tanto, la SMA apunta a «la superación de los límites degeneración bruta establecidos para Central Nueva Ventanas y Central Campiche».

En la primera central se constataron 267 MW y en Campiche una potencia bruta de 270 MW en diferentes días de los años 2016, 2017 y 2018. Y también constató la «superación de los límites máximos establecidos asociados a descargas de residuos líquidos a Aguas Marinas y Continentales (DS. 90/2000) superficiales en distintos momentos de 2017», principalmente de los compuestos selenio y molibdeno.

Ante estos cargos, aes gener tiene un plazo de 10 días hábiles para presentar un Programa de Cumplimiento o 15 días para presentar sus descargos. La misma SMA precisó que estos cargos «no dicen relación con incumplimientos ocurridos durante la contingencia ambiental de septiembre de 2018 en la bahía de Quintero-Puchuncaví. El Plan Operacional señalado es anterior al vigente actualmente por el Plan de Descontaminación que comenzó a aplicarse en abril de 2019, que tiene medidas más exigentes».

POSICIÓN DE LA FIRMA

Desde la empresa aes gener S.A. informaron que ya han sido notificados del proceso sancionatorio de la SMA y que varias de las observaciones realizadas en la formulación de cargos están subsanadas. A través de un comunicado, la firma precisó que «hemos sido notificados por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) del inicio de un proceso de san ción por cuatro supuestas infracciones relacionadas con el complejo Ventanas. En esto momentos nos encontramos analizando la información, ya que tenemos la convicción de que las observaciones de la autoridad ya fueron en gran parte subsanadas».

La reparación de las observaciones encontradas por la SMA, afirmó la empresa, es una situación que «ha sido constatado por la propia autoridad en sus fiscalizaciones de los años 2018 y 2019».

Ante esto, desde aes gener S.A. subrayaron que «es necesario señalar que las fiscalizaciones que originan estos cargos se realizaron desde el año 2013 hasta el primer semestre del 2018, aclaramos que estos hechos no tienen ninguna relación con los eventos de intoxicaciones ocurridos en agosto y septiembre del 2018. La compañía se encuentra estudiando sus opciones, no descartando la posibilidad de presentar descargos o de acogerse a un programa de cumplimento».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *