Ambientalistas lograron detener construcción de torres de alta tensión en Limache

Seremi de Salud decretó la suspensión tras acoger la denuncia que acusaba graves falencias en las condiciones laborales de los trabajadores. Fuente: El Observador. 20 abril de 2018.


Muchos años de lucha han realizado los ambientalistas en contra de la carretera eléctrica ‘LT Cardones-Polpaico’, que pretende instalar una carretera eléctrica de 753 kilómetros y 1.700 torres de alta tensión entre las regiones de Atacama, Coquimbo, Valparaíso y la Región Metropolitana.

En la región de Valparaíso, donde el punto de conflicto es su paso por la zona de Limache y Olmué, el proyecto ha sido cuestionado en varias ocasiones, siendo incluso investigado por la Cámara de Diputados, la que concluyó que el incumple la normativa ambiental, pese a que ya cuenta con la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y las megatorres de alta tensión de 70 metros comenzaron a construirse el año pasado en todo su largo trayecto.

UN NUEVO GOLPE

Hace pocos días la organización ‘Libres de Alta Tensión’ de Limache logró dar un nuevo golpe al identificar una serie de irregularidades en las obras de construcción de la torre número 740 en el sector de Tabolango.

Según cuenta Claudia Arcos Duarte, una de las voceras de la organización ‘un ciclista amigo se encontró con la faena y se percató que tenía un hoyo gigante sin protecciones, sin cierre perimetral, sin señalética, ni tampoco cuidado para los trabajadores. Todas esas cosas están estipuladas en la RCA, son compromisos exigidos por el Servicio de Evaluación Ambiental, y no habían cumplido nada de eso’.

La agrupación denunció esta irregularidad ante la Seremi de Salud quien envió a un representante que constató el estado de las obras y el riesgo que conlleva para los trabajadores y los vecinos del entorno.

Finalmente, la entidad de gobierno determinó suspender las obras y prohibir las faenas por un periodo indeterminado tras indicar que no existen las condiciones óptimas para el trabajo que están realizando ocho obreros y dos topógrafos en el lugar.

Francisco Álvarez Román, seremi de Salud de la región de Valparaíso, explicó que además en el lugar no hay agua suficiente para los trabajadores, el comedor no se encuentra habilitado ni aislado, la faena no cuenta con cierre perimetral, no se encuentran definidas las zonas de tránsito, no hay sector para lavado de manos, no se acredita procedencia de la alimentación y no se cuenta con casilleros para trabajadores.

SE COMPLICA EL PROYECTO

Esta suspensión es un duro golpe para ‘LT Cardones-Polpaico’, pues este retraso puede generar que no se cumplan los plazos establecidos por el Gobierno. A su vez, las organizaciones ambientalistas señalan que cada uno de estos antecedentes de irregularidad demuestran que el proyecto no está cumpliendo con las normas acordadas y, por lo tanto, podrían perder la Resolución de Calificación Ambiental.

‘Con el informe de la Seremi de Salud, volveremos a ir a la Superintendencia de Medio Ambiente, para solicitar que se revoque el RCA por incumplimiento de sus acuerdos. En este minuto tenemos un cajón lleno de incumplimientos de la empresa para solicitar que se les quite la autorización de construir’, puntualizó Claudia Arcos.

Comments are closed.